El presupuesto maestro y de caja

Publicado el 5 de Diciembre 2016 a las 3:01 PM

Los presupuestos, tanto el maestro como el de caja, son herramientas necesarias para lograr un uso adecuado de los recursos con los que dispone una empresa.

presupuestocaja_principal.jpg

Una correcta administración de los recursos financieros de la empresa es clave para lograr un mayor rendimiento, como también lo es que dichos recursos se enfoquen en iniciativas que contribuyan incrementar el valor de la compañía. 

Qué hacer o cómo distribuir recursos en una organización son algunas de las tareas básicas de un gerente. Los recursos son escasos, sus fuentes son limitadas y en numerosas ocasiones se debe priorizar una iniciativa sobre otra. La distribución de los recursos financieros de las empresas se hace sobre la base de presupuestos, aunque existen varios tipos, cada uno con un objetivo preciso.

El presupuesto maestro resume los objetivos de la empresa durante un período que, usualmente, es anual. A través de un conjunto de partidas presupuestales se establece a qué áreas, iniciativas o gastos se van a destinar los recursos que dispone o dispondrá la compañía, y su ejecución dependerá de cada responsable o gerente de área.

La definición del presupuesto maestro permite contar con cierto nivel de predictibilidad, aunque su ejecución puede depender también de la coyuntura, lo que permitiría a la dirección de la empresa replantear lo presupuestado y decidir la no ejecución de alguna iniciativa inicialmente prevista si es que otra adquiere mayor importancia en un futuro incierto.

El presupuesto de caja es una herramienta más operativa. Se utiliza para proyectar con mayor precisión el flujo de efectivo en la compañía. Depende de información como el pronóstico de ventas y es útil para establecer la necesidad de efectivo de la empresa durante períodos cortos. 

La importancia del presupuesto de caja radica en que la existencia de provisiones adecuadas de efectivo permite el pago de obligaciones, como sueldos y proveedores, sin necesidad de incurrir en créditos que conlleven gastos financieros evitables o, peor aún, en el incumplimiento de pagos. 

FUENTES CONSULTADAS:

"Principios de administración financiera", de Lawrence J. Gitman y Chad J. Zutter, Pearson, 2012.

Artículo "Clasificación del presupuesto", de Gerencie.com.

¿Deseas saber más acerca del presupuesto maestro y de caja? Inscríbete en el curso Contabilidad y finanzas para no especialistas del PEE de ESAN.