Planeamiento Integrado del Supply Chain enfocado a la meta del negocio

user-pic

¿Es posible ser eficiente si alcanzamos altos niveles de satisfacción para todos nuestros clientes (eficacia vs. eficiencia)?, ¿la cadena de abastecimiento puede ajustarse siempre al crecimiento del negocio?, ¿existe un alineamiento de los planes funcionales en los negocios? Estas son algunas preguntas que en el desarrollo del presente artículo se busca responder de la manera más concreta y sencilla posible.

supplyintegrado_principal.jpg

El Planeamiento Integrado es, quizás, el objetivo más importante de toda Cadena de Suministro para lograr la eficiencia operacional del negocio, y para generar una gran contribución a la rentabilidad del mismo. Sin embargo, hoy en día, una de las grandes discusiones de los ejecutivos es si esto garantiza una rentabilidad a largo plazo.

Según lo expuesto por Eliyahu Goldratt y Jeff Cox, en el libro La Meta (1992), para ganar dinero debemos tener en cuenta tres aspectos esenciales: i) la velocidad por la cual el sistema generará dinero a través de las ventas, que se conoce como "throughput"; ii) los niveles de inventario, que consiste en todo el dinero invertido en comprar cosas que luego se venderán; y iii) los gastos de operación, es decir, el dinero que se gastará en transformar el inventario en throughput.

La Cadena de Suministro debe tener en cuenta estas variables, ya que solo así logrará la eficiencia operacional a través del balanceo de la oferta y la demanda. 

Como base del planteamiento de Goldratt y Cox, ¿podríamos concluir que las preguntas expuestas líneas arriba son contestadas al 100%? Desde nuestro punto de vista, consideramos que no del todo. Existe algo que no ha sido tomado en cuenta: la visión a largo plazo que necesita la compañía. 



El Planeamiento Integrado es, quizás, el objetivo más importante de toda Cadena de Suministro para lograr la eficiencia operacional del negocio, y para generar una gran contribución a la rentabilidad del mismo.

La importancia del Planeamiento Integrado

Como complemento a esta teoría, se debe considerar el Planeamiento Integrado, el cual está orientado a alinear los planes comerciales, operacionales y financieros del negocio con la finalidad de lograr la rentabilidad a lo largo de la Cadena de Suministro.

Este proceso requiere la información de los planes de negocio definidos, que muchas veces no llegan a ser comunicados de la mejor manera a la Cadena de Suministro, sino hasta que se plasman en unidades de venta proyectadas por los equipos de las áreas comerciales.

Esto ocasiona que muchos negocios se percaten muy tarde de que no cuentan con las capacidades operativas -instalaciones y proveedores- y financieras -dinero- para soportar estos planes, y que el hecho de invertir en ampliarlas o adquirirlas, puede tomar más tiempo del que se requiere para ponerlos en marcha.

En conclusión, para responder las preguntas inicialmente planteadas, es necesario implementar y desarrollar un proceso integrado y colaborativo entre las áreas funcionales Comerciales (Ventas, Marketing e I&D), y Operativas y Financieras del negocio, para garantizar la alineación y sincronización de cada uno de los planes. Así, se podrá lograr de manera anticipada un eficiente balanceo de los requerimientos comerciales y los recursos necesarios -capacidades y dinero- para el negocio.

Otro factor fundamental es la consolidación del Planeador de la Demanda, un rol que debe convertirse en el engranaje principal de los planes del negocio hacia las demás áreas.

En base a lo analizado en el artículo, ¿podemos afirmar qué es suficiente esta consideración para poder obtener la rentabilidad esperada?

FUENTES CONSULTADAS:

Goldratt, Eliyahu y Cox Jeff. "The Goal: A process of Ongoing Improvement". North River Press (1992)

Auspicios