Gestión logística en el sector público: ¿un tema de eficiencia o de confianza?

user-pic

Romper el círculo vicioso de desconfianza que existe al interior de la cadena de abastecimiento del sector público es una tarea ardua, difícil y de largo aliento. La solución está en crear un modelo exitoso y replicable.

logistica_confianza_principal.jpg

Las contrataciones públicas parten de un gran conflicto de confianza: existe mucha desconfianza en todos los actores que forman parte del círculo de contratación del Estado. El comprador, que es el Estado, desconfía de los proveedores; los proveedores desconfían del Estado, y la sociedad en general, es decir, el cliente final (quienes van a recibir el bien o el servicio), desconfía de ambos.

Ante grandes problemas, debemos pensar en grandes soluciones:

  1. La definición correcta del bien o servicio a contratar, vinculada a una planificación seria y con apoyo tecnológico que incorpore información real, evitará compras superfluas e innecesarias.
  2. El proceso de adquisición con el soporte de información transparente y de fácil acceso, sumado al procedimiento adecuado en función a las características del producto o servicio, permitirá generar valor agregado al mejor precio de mercado, tanto al comprador como al proveedor.
  3. Una administración de contrato que considere condiciones reales, pactadas con compromisos que impliquen costos de reputación mas que sanciones económicas judicializables y que busquen anticipar aquellas circunstancias que podrían afectar su cumplimiento, logrará que los plazos se cumplan y las entregas sean oportunas. Es necesario dejar atrás una política de sanción para pasar a una política de estímulo.
  4. La distribución organizada que enfrente las características geográficas de nuestro país permitirá que las capacidades y condiciones de almacenamiento y perecibilidad sean maximizadas, centralizando y descentralizando en función al objetivo particular sin pretender incluir todo en un mismo procedimiento.
  5. La disposición del producto una vez haya cumplido su rol, evitará los depósitos de chatarra y desperdicios que conlleva daños al ambiente y genera costos de seguridad y espacio a escala nacional.


Sin embargo, en un circuito donde todos los eslabones desconfían de los otros será muy difícil que los objetivos se logren, provocando que los costos se incrementen, las holguras de oportunidad se rompan y los contratos se incumplan. La pregunta es: ¿cómo disminuir esa desconfianza e incluso cómo romper el círculo vicioso para pasar a un círculo virtuoso de confianza?

Si Perú Compras llegara a convertirse en una isla de eficiencia, ese modelo podría ser replicado en las demás instituciones del Estado y poco a poco irá cambiando esa cadena de desconfianza, para construir una cadena de confianza y generar el flujo que debería existir en este tipo de transacciones.

Un camino podría ser mediante la creación de islas de calidad o islas de eficiencia, que reúnan condiciones de gestión alineadas a los más altos estándares de administración de la cadena de abastecimientos. Es decir, pasar del concepto reducido del comprador a un concepto holístico que incorpore el  interés de los diferentes actores en el proceso de suministros. En este sentido percibo que donde hay una gran oportunidad es en la Central de Compras Públicas, Perú Compras, que es una de las instituciones involucradas en las contrataciones del Estado y aún se encuentra en etapa de gestación.

Si Perú Compras llegara a convertirse en una isla de eficiencia, ese modelo podría ser replicado en las demás instituciones del Estado y poco a poco irá cambiando esa cadena de desconfianza, para construir una cadena de confianza y generar el flujo que debería existir en este tipo de transacciones. Así, las compras públicas serán sinónimo de compras eficientes, cumplimiento de plazos, entregas oportunas y pagos a tiempo, en beneficio de todos los actores involucrados, principalmente los ciudadanos.

¿Qué medidas adicionales pueden aplicarse para construir una cadena de confianza en la gestión logística del sector público?

Auspicios