Estrategia digital para el entertainment marketing

user-pic

Hoy, los modelos de negocio de la industria del entretenimiento son definidos por el uso eficiente y eficaz de las plataformas digitales a fin de generar expectativa y propiciar una oportunidad única para que las marcas aporten valor a la experiencia de sus consumidores.

principal-entertainment-marketing.jpg

Del boca a boca al "like and share"

Antes de la revolución de las redes sociales la experiencia de entretenimiento de un individuo, en cuanto a su alcance, era limitado.  Los modelos de negocio estaban determinados por la capacidad de llegar a más personas y la inversión en medios tradicionales era la constante, ya sea para un concierto, una función de teatro, una fiesta, el estreno de una película, etc.  Así, el boca a boca haría su trabajo a partir de un contenido realmente atractivo.

Por ejemplo, los Beatles pasaron de Liverpool al mundo gracias a la definición de un estilo musical único: la apariencia de "niños bien" tocando rock and roll, el uso de la prensa, y, una radio y televisión que eran furor en sus inicios en los años 60.  Las familias enteras se reunían a escuchar o ver el especial de tal o cual conductor, quien recomendaba escuchar a estos chicos ingleses que estaban revolucionando la música.  Ello fue el inicio de una explosión en la expectativa por escucharlos en todas partes del mundo.  El resto, obviamente, fue historia.Como podemos observar entonces, una de las variables más importante para que una propuesta de entretenimiento sea exitosa es la "capacidad para generar una gran expectativa".  Si tu cantante, fiesta, obra de teatro, película, programa de tv, juego de video, etc., no tienen este componente, la probabilidad de fracaso es muy alta, no importa que tan bueno sea el contenido, el camino al éxito será cuesta arriba.



Una de las variables más importante para que una propuesta de entretenimiento sea exitosa es la "capacidad para generar una gran expectativa". Si tu cantante, fiesta, obra de teatro, película, programa de tv, juego de video, etc., no tienen este componente, la probabilidad de fracaso es muy alta, no importa que tan bueno sea el contenido.

Entonces, ¿cómo generamos expectativa en tiempos donde pensamos en digital, saltando de Facebook a Instagram y de Twitter a Facebook?

La respuesta está precisamente en la misma pregunta: qué tan buenos somos saltando de uno a otro, quiénes son nuestros influenciadores, qué tan estratégicos somos en generar contenido e invertir de forma inteligente para lograr un alcance viral ideal.  Ver a los medios ATL como soporte de nuestra campaña (no al revés) y, principalmente, qué tan certeros somos en definir previamente nuestros objetivos de alcance ligados al target.

El papel de las expectativas en la psicología del consumidor es vital, especialmente cuando nuestros clientes optan libremente por como invertir su tiempo de ocio y dinero en tal o cual alternativa de entretenimiento.   Si tu expectativa respecto a que la experiencia de tal concierto, obra de teatro, juego de video es realmente espectacular, la probabilidad de que realmente lo sea es mayor y los medios digitales, hoy, son la plataforma ideal para ello, de la mano de un PR eficaz.

Cuando una marca elige participar del auspicio de un determinado evento, más allá del alcance propio de las personas que acudan al mismo, valora aún más como la propuesta de entretenimiento tiene la capacidad de generar contenido viral único y relevante alineado a sus valores de marca.  Esto permite,   con semanas o meses de anticipación, capitalizar las expectativas a favor de sus marcas o productos en sus diversas plataformas.

En conclusión, asegurarse de contar con buenas plataformas digitales y que tu cliente o marca auspiciadora también cuente con ellas, es importante para aprovechar sinergias.  Así lograremos un mayor alcance sin olvidar generar contenido relevante y atractivo, además de invertir de forma estratégica en redes y de contar con influenciadores que activen una corriente de opinión positiva para garantizar que tu modelo de negocio sea un éxito, sin perder de vista tu punto de equilibrio y tu retorno sobre la inversión. 

Auspicios