¿Cómo medir las competencias de tus colaboradores?

Publicado el 27 de Mayo 2015 a las 1:09 PM

Conocer a fondo las capacidades de cada colaborador es esencial para que las empresas implementen un eficaz plan de capacitación y logren mejorar sus niveles de productividad. En el siguiente artículo conozca cómo supervisar el rendimiento de las personas que laboran en una organización.

evaluacion_desempeno_figura_principal.jpg

La gestión del talento humano se ha convertido en un factor cada vez más determinante para el éxito de una empresa. En un mercado tan competitivo como el actual, las organizaciones deben redoblar sus esfuerzos para retener a sus mejores colaboradores. Para ello, pueden emplearse diversas formas de motivación y capacitación. Sin embargo, para conocer en qué medida se debe hacer uso de esas herramientas y cómo se debe dirigirlas es necesario conocer el nivel de desempeño del equipo de trabajo, el mismo que puede ser identificado gracias a una buena evaluación de competencias laborales.

Podemos definir a las competencias laborales como habilidades o comportamientos requeridos en una organización y que son fundamentales para que esta alcance sus objetivos. Para medir las competencias de un colaborador es necesario considerar desempeño, conocimientos y actitudes tomando como referencia un perfil ocupacional determinado. A través de esto, se puede determinar un diagnóstico sobre las necesidades de capacitación que dicho colaborador requiere para su crecimiento profesional dentro de la organización.

Una forma para medir eficazmente las competencias de un colaborador y, como consecuencia, realizar un buen plan de desarrollo profesional, es por medio de las evaluaciones de desempeño basadas en competencias. Eso sí, estas deben realizarse teniendo en cuenta las funciones del colaborador, los objetivos y las habilidades que necesitan desarrollarse para cumplirlos.  Existen varios modelos de evaluación de desempeño: 90°, 180° y 360°.

En el modelo 90° participan únicamente el colaborador y el evaluador, que debe proporcionar retroalimentación al participante sobre su desempeño; en el modelo 180° se añade la participación de los compañeros de trabajo, mientras que el modelo 360° involucra a superiores, subordinados y compañeros.

¿Estás interesado en conocer más sobre cómo evaluar las competencias de tus colaboradores? Inscríbete al curso virtual Evaluación del desempeño por competencias  de ESAN.