Cinco claves de la Gestión del Desempeño Corporativo

Publicado el 29 de Febrero 2016 a las 7:40 AM

El Corporate Performance Management (CPM) es una forma de gestionar la estrategia de una empresa con su propia operación con el fin de saber si la compañía está obteniendo los resultados esperados.

CPM_BI_Principal.jpg

También conocido como Gestión del Desempeño Corporativo, el CPM es una herramienta que busca la integración de la estrategia con la operación de la empresa. Permite a las compañías definir y ejecutar su estrategia, para luego controlar su desempeño y su rentabilidad. La gerencia puede tener así una visión de lo que está pasando en la cadena de valor, para poder responder la pregunta clave: ¿lo estamos haciendo bien?

El CPM es una herramienta útil para aquellas organizaciones que persiguen resultados, pues permite establecer objetivos a través de un proceso ordenado; facilita la comunicación de la estrategia y sus objetivos a la organización; hace viable comprender por qué ocurren algunas situaciones en la empresa, entre otras funcionalidades.

Varias investigaciones indican que las empresas de alto rendimiento ponen énfasis en cinco aspectos claves relacionados con sus atributos culturales: 

1. Eficiencia. Atraer y retener talento para que los procesos en la organización sean óptimos. 

2. Calidad. Empleados capaces de mejorar los procesos y compartir las buenas prácticas en busca de la excelencia. 

3. Innovación. Creatividad y proactividad son las características del personal de la organización que tiene objetivos de largo plazo. 

4. Servicio al cliente. Talento suficientemente capaz de construir relaciones sólidas con el consumidor. 

5. Marca. Contar en la empresa con trabajadores que, a la vez, son embajadores de su marca.

¿Quieres conocer más acerca del Corporate Performance Management? Inscríbete en el Programa de Alta Especialización en Business Intelligence de ESAN.