Relaciones comunitarias: ¿Qué es el árbol de problemas?

Publicado el 18 de Febrero 2016 a las 2:23 PM

Presentamos un método clave de investigación para abordar el diseño de proyectos sociales.

arbol_comunitario_Principal.jpg

En el campo de las relaciones comunitarias, el árbol de problemas es una herramienta metodológica que nos permite describir un problema social y simultáneamente ahondar en las relaciones entre sus causas y efectos. Esto hace posible evaluar las hipótesis de nuestra intervención y también incrementar las posibilidades de éxito del proyecto que se busca desarrollar.

El procedimiento de construcción del árbol de problemas es el siguiente:

1) Identificar, definir y describir a los beneficiarios del proyecto. 

2) Establecer cuáles son los principales problemas que afectan a los beneficiarios del proyecto.

3) Analizar y elegir el problema central de la futura intervención.

4) Analizar y describir las causas del problema central elegido.

5) Identificar los principales efectos del problema central.

6) Presentar la descripción y análisis del problema central como un árbol:

- El tronco representa el problema central. Al momento de identificarlo debemos enfocarnos en su formulación como un estado negativo que afecta seriamente a los beneficiarios del proyecto. No debemos confundir el problema con la falta de una solución. Asimismo, es importante establecer con claridad quiénes son los sujetos afectados por el problema. 

- Las raíces representan las causas del problema. Luego de identificar el problema central debemos describir sus principales causas, así como las subcausas. Posteriormente, necesitamos representarlas gráficamente, estableciendo niveles y las uniones que consideremos que existen entre ellas.

- La copa representa los efectos o consecuencias del problema. Debemos representar gráficamente los efectos encadenados. Al igual que en el caso de las causas y subcausas, se requiere identificar los efectos directos o inmediatos y los efectos indirectos o mediatos. Asimismo, es necesario establecer niveles y unir los efectos de primer y segundo nivel.

La ramificación de la copa y/o la profundidad de las raíces dependerá de los investigadores y de la naturaleza del problema. Evidentemente, un problema complejo tendrá mayores ramificaciones y raíces más profundas.

El análisis y descripción de las causas y efectos permitirá a la organización establecer las prioridades de acción sobre determinadas causas y efectos en función de los objetivos del proyecto a desarrollar.

Partiendo de experiencias previas, así como de otras investigaciones e intervenciones y, empleando el análisis de las relaciones entre las causas y los efectos, podremos construir las hipótesis de la intervención. De esta manera estaremos en condiciones de iniciar la elaboración de la propuesta o diseño del proyecto.

¿Deseas saber más acerca de las herramientas relacionadas con la forma de abordar problemas sociales? Inscríbete en el Programa de Alta Especialización en Desarrollo y Gestión de Relaciones Comunitarias.