Las TIC al servicio de la logística y las operaciones

Publicado el 9 de Marzo 2016 a las 4:54 PM

Actualmente existe una gran variedad de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) que son empleadas para la transformación de los procesos de logística y operaciones. A continuación, algunos ejemplos claves.

tic_principal.jpg

En la logística de entrada o de aprovisionamiento existen, entre otras, las siguientes TIC:

Electronic Data Interchange (EDI):

El intercambio electrónico de datos es definido por la compañía Telefónica de España como "la transmisión electrónica de documentos comerciales normalizados entre ordenadores, de modo que la información pueda ser procesada sin necesidad de intervención manual". Por su parte, la también transnacional IBM emplea la siguiente definición: "es la transferencia de Información entre empresas utilizando mensajes electrónicos con contenidos estandarizados, los cuales fueron previamente establecidos entre las partes". El intercambio de información entre empresas, automatizado y normalizado mediante el EDI, contribuye a mejorar el aprovisionamiento y el supply chain management  (SCM) en general, ya que reduce tiempos de envío, de recepción de documentos y costos, y mejora las relaciones comerciales entre las partes que intervienen.

E-Procurement:

El e-procurement es una herramienta que automatiza y optimiza el proceso de compras, mediante del software y la Internet, y contribuye así a mejorar la relación entre comprador y vendedor compartiendo información ágil y continua. El uso de catálogos para realizar pedidos, la automatización de las aprobaciones de órdenes de compra, y el empleo de controles para cumplir con las políticas de aprovisionamiento establecidas para compradores y proveedores, son algunas de las soluciones desarrolladas por el e-procurement.

Vendor Managed Inventory (VMI) / Continuos Replenishment Program (CRP):

El VMI Y CRP constituyen un sistema de aprovisionamiento basado en el intercambio de información a través de Internet o el EDI, de tal manera que el propio proveedor puede gestionar los niveles de stock de la empresa a la que le vende, generando así los pedidos. El VMI se concreta cuando el proveedor controla los inventarios del cliente y reabastece las cantidades requeridas para garantizar el proceso productivo. El CRP es una parte del VMI, dedicada al manejo de la información para garantizar que el reaprovisionamiento sea continuo.

En la logística interna tenemos el uso de las siguientes TIC:

Enterprise Resource Planning (ERP):

El ERP es una herramienta de planificación de recursos de la empresa, mediante un software concebido para gestionar en forma integrada las funciones de la organización. SAP, que es el principal proveedor mundial de ERP, lo define como una arquitectura de software empresarial que facilita e integra información entre las funciones de manufactura, logística, finanzas y recursos humanos. Los ERP utilizan una sola base de datos cuyo uso facilita la comunicación e intercambio de información entre los departamentos de la compañía, para evitar así la redundancia de la información disponible.

Warehouse Management System (WMS):

El WMS es un subsistema de información que ayuda a administrar el flujo de los productos y el manejo de las instalaciones en la red logística. También controla las operaciones que alimentan de materia prima y componentes al proceso productivo, además de atender las órdenes de pedidos de los clientes. Este subsistema ofrece como ventajas tener un conocimiento en tiempo real del uso de los recursos del almacén; la reducción de costos por la optimización de operaciones; una mejora en la calidad del servicio, por la trazabilidad y un exacto cumplimiento de las especificaciones de la mercancía; y permite un control adecuado del stock.

El código de barras:

Es una herramienta que permite capturar rápidamente la información relacionada con los números de identificación de cada artículo comercial, así como las unidades logísticas y localizaciones en cualquier punto de la red de valor. Se alcanza una alta eficiencia cuando todos los actores involucrados de la cadena de suministro unifican el código del producto. Así, se mejora la gestión de información. Los beneficios de ello son: un control de inventario más rápido y fiable; una mejor planificación del transporte, producción y ventas; una mejor identificación de productos; una mejor gestión de los procesos de almacenamiento y picking.

Radio Frequency Identification (RFID):

Este es un término genérico para referirse a todas las tecnologías que usan las ondas de radio para identificar productos en forma automática. Se emplean etiquetas especiales o tags que emiten señales de radio a unos dispositivos lectores encargados de recoger las señales. Entre las ventajas del uso de las RFID tenemos: mayor capacidad de almacenamiento de datos (memoria) respecto al código de barras; la variabilidad de la información contenida en los tags, siendo las etiquetas reutilizables mientras los códigos de barras no; los tags pueden ser leídos simultáneamente, en tanto la lectura del código de barras se hace uno por uno; no es necesario el contacto visual entre el lector y la etiqueta; se hacen en tiempo real las actualizaciones del stock y de las ubicaciones de la mercadería; y se reduce a prácticamente cero el número de errores.

Pick up to Light y Pick up to Voice:

Se trata de sistemas de picking que no requieren del uso de papeles. Se basan en redes luminosas y sistemas de voz, respectivamente. Así, el componente básico de Pick up to Light es una serie de indicadores luminosos que guían al operario tanto para determinar las ubicaciones de picking, como las cantidades a recoger. Una vez efectuada la operación, el operario pulsa un botón de confirmación y el stock se actualiza en tiempo real. En el caso del Picking up to Voice, el operario lleva un receptor y un auricular donde puede recibir, transmitir y enviar mensajes cortos acerca de la operación de picking en proceso.

Las TIC más empleadas en la logística de salida son:

Transportation Management System (TMS):

El TMS presenta una serie de alternativas de modos de transporte, costos de fletes, tiempos esperados de cargue, etc. Esto permite optimizar los recursos de transporte haciendo coincidir su menor costo con los estándares de servicios requeridos por el cliente. Según el Advisory Group, las ventajas del TMS son: facilita el abastecimiento de servicios de transporte; mejora la planeación y optimización de actividades de transporte; permite el rastreo y seguimiento de la carga; permite la consolidación (unificación) de cargas, cuando se tienen varios pedidos de pequeño tamaño cada uno, lo cual posibilita la reducción de costos de transporte y mejora la eficiencia del proceso; posibilita la trazabilidad a los cargamentos, lo cual facilita la atención de reclamos y solicitudes de los clientes.

Consumer Relationship Management (CRM):

El CRM, también conocido como Administración de Relaciones con el Consumidor, es una estrategia que permite a las empresas identificar, atraer y retener a sus clientes. Cubre los procesos de mercadeo, ventas y servicio al cliente. Entre sus ventajas se encuentran la facilidad para administrar la información relacionada con los clientes y el aumento de su satisfacción; la reducción de costos y mejora en la productividad debido a la automatización de actividades.

Efficient Consumer Response (ECR):

Denominado Respuesta Eficiente al Consumidor, el ECR es un modelo estratégico en el cual trabajan conjuntamente clientes y proveedores para entregar el mayor valor agregado al consumidor final. Según la Unión Europea, el ECR es el trabajo conjunto de las empresas para satisfacer los deseos de los consumidores de manera correcta, rápida y con bajo costo. Su funcionamiento se basa en la utilización de código de barras y el EDI, lo que permite identificar y seguir los productos, mejorar la trazabilidad y agilizar el intercambio de información entre el cliente-proveedor.

Global Position System (GPS):

El sistema de posicionamiento global es un sistema de satélites que permite, utilizando la navegación, determinar la ubicación de un objeto con gran exactitud. Mediante la aplicación del GPS se puede realizar en tiempo real los diversos puntos de la cadena de suministro, así como el monitoreo de cargas y vehículos de transporte. Una gran ventaja es la reducción de costos debido al mejor control sobre la flota de transporte y el aumento en la seguridad debido a la trazabilidad a los productos.

¿Quieres saber más acerca de las TIC en la logística y operaciones? Inscríbete en el Diploma Internacional en Logística y Operaciones de ESAN.

FUENTE CONSULTADA: