¿Por qué es necesario regular los servicios públicos?

Publicado el 23 de Marzo 2016 a las 4:05 PM

El mundo no es perfecto. El mercado tampoco lo es. Las fallas en algunos sectores económicos justifican la intervención del Estado.

serviciospublicos_PRINCIPAL.jpg

La teoría de la regulación argumenta que los mercados no son perfectos, por lo tanto las fallas que puedan presentarse en estos justifica la intervención del Estado con el objetivo de priorizar el bienestar social antes que la competencia.

Si bien hay quienes consideran que los mercados pueden autorregularse, también se reconoce que pueden presentar distorsiones que hacen que la autorregulación sea difícil o imposible. Por ello, el Estado aparece para establecer una serie de reglas que determinen un equilibrio entre la satisfacción de los usuarios y los beneficios que esperan las empresas.

Fallas del mercado

Las principales son:

  • Poder de mercado, que es la capacidad de empresas o consumidores de fijar el precio de un bien de forma unilateral. Esto ocurre cuando, por ejemplo, existe una empresa muy grande en el mercado que le da la capacidad de afectarlo.
  • Externalidades que representan la afectación de un agente económico por parte de otro al momento de la toma de decisiones. Un ejemplo de externalidad negativa es cuando la producción de bienes genera costos sociales, como el daño al medio ambiente.
  • Asimetría de la información, que ocurre cuando los agentes de mercado poseen información privada que pueden ocultar a los otros actores. Esta situación reduce considerablemente el número de transacciones, lo que se denomina racionamiento de mercado.
  • Estas y otras imperfecciones del mercado causan el debilitamiento de la competencia y perjudican el bienestar social. En ese sentido, la intervención del Estado en el mercado debe ocurrir cuando la autorregulación no sea posible debido a algunas de las fallas antes mencionadas.

En Perú existen varios organismos reguladores de los servicios públicos, como Ositran (Transportes), Osiptel (Telecomunicaciones), Osinergmin (Energía, Minería e Hidrocarburos), mientras que para el sector financiero existen entidades como la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) y el propio Indecopi que vigila, principalmente, temas vinculados a la defensa del consumidor. En cuanto al servicio de agua potable y saneamiento existe la Sunass, y recientemente se ha creado la Sunedu para temas de educación.

¿Quieres conocer más sobre la regulación de los servicios públicos? Inscríbete en el Diplomado Internacional en Asociaciones Público Privadas

FUENTES CONSULTADAS: