Sepa cuáles son los gastos no deducibles del Impuesto a la Renta de Tercera Categoría

Publicado el 9 de Marzo 2016 a las 11:48 AM

El Texto Único Ordenado (TUO) de la Ley del Impuesto a la Renta (LIR) establece una larga lista de gastos que no son deducibles para la determinación de la renta imponible de tercera categoría.

gastos_no_deducibles_principal.jpg

Los principales gastos no deducibles son:

  • Los gastos personales y de sustento del contribuyente y sus familiares.
  • El Impuesto a la Renta.
  • Las multas, recargos, intereses moratorios previstos en el Códig
  • Tributario y, en general, sanciones aplicadas por el sector público nacional.
  • Las donaciones y cualquier otro acto de liberalidad en dinero o en especie, salvo lo dispuesto en el inciso x) del Artículo 37º de la LIR.
  • Las inversiones en la adquisición de bienes o costos posteriores incorporados al activo de acuerdo con las normas contables.
  • Las asignaciones destinadas a la constitución de reservas o provisiones cuya deducción no admite esta ley.
  • La amortización de llaves, marcas, patentes, procedimientos de fabricación, juanillos y otros activos intangibles similares. Pero el precio pagado por activos intangibles de duración limitada, a opción del contribuyente, podrá ser considerado como gasto y aplicado a los resultados del negocio en un solo ejercicio o amortizarse proporcionalmente en el plazo de 10 años.
  • Las comisiones mercantiles originadas en el exterior por compra o venta de mercadería u otra clase de bienes, por la parte que exceda del porcentaje que usualmente se abone por dichas comisiones en el país donde éstas se originen.
  • La pérdida originada en la venta de valores adquiridos con beneficio tributario, hasta el límite de dicho beneficio.
  • Los gastos cuya documentación sustentatoria incumpla los requisitos y características mínimas establecidos por el Reglamento de Comprobantes de Pago.
  • El IGV, el Impuesto de Promoción Municipal y el ISC que graven el retiro de bienes.
  • El monto de la depreciación correspondiente al mayor valor atribuido como consecuencia de revaluaciones voluntarias de los activos, sean con motivo de una reorganización de empresas o sociedades o fuera de estos actos, salvo lo dispuesto en el numeral 1 del Artículo 104° de la ley, modificado por el TUO de la Ley del Impuesto a la Renta.
  • Los gastos, incluyendo la pérdida de capital, provenientes de operaciones efectuadas con sujetos que califiquen en alguno de los siguientes supuestos:

1) Residentes de países o territorios de baja o nula imposición.

2) Establecimientos permanentes situados o establecidos en países o territorios de baja o nula imposición.

3) Sin quedar comprendidos en los numerales anteriores, obtengan rentas, ingresos o ganancias a través de un país o territorio de baja o nula imposición.

  • Las pérdidas que se originen en la venta de acciones o participaciones recibidas por reexpresión de capital como consecuencia del ajuste por inflación.
  • Los gastos y pérdidas provenientes de la celebración de Instrumentos Financieros Derivados que califiquen en alguno de los siguientes supuestos:

1)  Si el Instrumento Financiero Derivado ha sido celebrado con residentes o establecimientos permanentes situados en países o territorios de baja o nula imposición.

2)  Si el contribuyente mantiene posiciones simétricas a través de posiciones de compra y de venta en dos o más Instrumentos Financieros Derivados no se permitirá la deducción de pérdidas sino hasta que exista reconocimiento de ingresos.

  • Las pérdidas de capital originadas en la enajenación de valores mobiliarios cuando:

1) Al momento de la enajenación o con posterioridad a ella, en un plazo que no exceda los 30 días calendario, se produzca la adquisición de valores mobiliarios del mismo tipo que los enajenados u opciones de compra sobre los mismos.

2) Con anterioridad a la enajenación, en un plazo que no exceda los 30 días calendario, se produzca la adquisición de valores mobiliarios del mismo tipo que los enajenados, o de opciones de compra sobre los mismos.

¿Quieres saber más acerca de la determinación de la renta imponible de tercera categoría y sus implicancias en el planeamiento tributario de la empresa? Inscríbete en el Diploma Internacional de Tributación Empresarial de ESAN.

Fuentes: