La importancia del networking en la gestión de la marca personal

Publicado el 27 de Abril 2016 a las 12:14 PM

Una participación planificada en diferentes eventos vinculados a nuestro quehacer profesional es un factor clave en la gestión de nuestra marca personal.

networking_principal.jpg

El networking es un recurso en el cual podemos generar contactos profesionales relacionados con el sector en el que desarrollamos nuestra actividad.  Entre los lugares más indicados para desarrollar networking tenemos congresos, actividades empresariales o profesionales, ferias de empleo o cualquier evento relacionado con el sector de interés.

Asistiendo a eventos como los mencionados se puede contactar clientes o proveedores, socios e incluso buscar empleo, pues a través del networking e pueden construir lazos con personas de nuestro entorno profesional.

Quienes desarrollan el networking tienen con este recurso la posibilidad de ampliar su círculo de contactos profesionales, ganarse su confianza y ser creíbles profesionalmente, hasta el punto de que puedan convertirse en personas a las que los otros recomienden. Se trata, ciertamente, de un recurso por el cual la obtención de resultados no es inmediata y requiere de una estrategia de largo plazo.

También hay que considerar que el networking ya no se refiere únicamente a la generación de contactos profesionales en forma presencial. Las redes sociales también son excelentes canales para la creación de una imagen de marca personal en el sector donde nos desenvolvemos. En esos espacios digitales podemos presentarnos y relacionarnos con profesionales clave del sector en el que nos desempeñamos.

Aquí tenemos algunos consejos que pueden servir para desarrollar un plan de networking:

  1. Hacer una lista de los eventos a los que podemos asistir: cada sector o actividad tiene entidades representativas como gremios empresariales, colegios profesionales, entre otros que programan actividades a lo largo del año. Averiguar cuándo y dónde se realizarán.
  2. Mantener el contacto con los compañeros de la universidad: estar atento a las reuniones de reencuentro con los compañeros de estudio y participar en las redes sociales que los agrupa permite mantener lazos amicales o profesionales que pueden ayudarnos en algún momento.
  3. Crear un espacio propio en internet: a través de un blog, una cuenta en Linkedin, Facebook o Twitter, podemos crear un espacio que nos mantenga en contacto con personas que participan en nuestro campo profesional. Compartir con ellos nuestras ideas desarrolladas en el blog a través de las redes contribuye a difundir la marca personal.
  4. Valorar a cada profesional que se conozca en los eventos: nunca sabemos cuánto nos puede ayudar una persona a la que conozcamos en las actividades en las que participamos. Un nuevo contacto puede ser un eslabón importante en una cadena de contactos. Por ello no hay que hacer diferencias entre los profesionales independientemente del rol o cargo que tengan.
  5. Escuchar las intervenciones y comentar: si la actividad a la que acudimos contiene exposiciones de líderes de opinión en una materia, es importante escucharlas atentamente. Luego, ya sea en los intermedios o en otros espacios dentro del evento, comentar lo dicho por los ponentes será valorado por los interlocutores. Y mucho más si el comentario agrega valor y es útil en términos del desempeño profesional de los participantes. Usted no sabe si un buen comentario será tomado por alguien que luego lo convoque a trabajar con él.
  6. Acciones ex post: luego de cada evento mantener el contacto con las personas a las que conoció, para evaluar las posibilidades de hacer negocios.

¿Quieres saber más acerca de la importancia del networking? Inscríbete en el PEE en Gestión de la Marca Personal (curso online) de ESAN.

FUENTES CONSULTADAS:

Artículo "La importancia del networking", publicado por el blog Solo Marketing (España).