¿Qué hacer con los trabajadores problema?

Publicado el 17 de Mayo 2016 a las 4:07 PM

Cuando un trabajador es talentoso, pero tiene problemas de conducta con sus demás compañeros, vale la pena afrontar la situación y buscar una salida que beneficie a todos.

problemaPRINCIPAL.jpg

Así como hay empleados talentosos y colaborativos, ninguna empresa está libre tener entre sus filas a los denominados trabajadores problema o personas difíciles que se vuelven en un verdadero dolor de cabeza tanto para el personal como para los directivos.

No es complicado identificarlos pues, además de ser fuente de problemas, tienen la costumbre de llegar tarde, irse temprano, no terminar con el trabajo encargado y siempre tienen una excusa para sus errores. Pero no es todo. También pueden llegar a ser hostigadores, acostumbran a criticar de forma destructiva y no dan propuestas.

El primer paso es no tenerlos cerca de los clientes, ya que pueden ser muy perjudiciales para la empresa: gente gruñona, mal educada o con mal trato en e área de ventas es un riesgo muy grande que no se debe tomar.

Ya en términos de desempeño, los trabajadores problema afectan la productividad y hace que el ambiente laboral se vuelva insoportable.

¿Qué hacer?

  1. No ignorar el problema: es preciso identificar si la persona conflictiva aporta algo importante para la empresa o posee cualidades que otros no tienen. De ser ese el caso se justifica que la empresa lidie con el trabajador, pero no hay que esperar a que el problema se solucione solo.
  2. Tomar acciones rápidas: el responsable debe obtener información de lo que está pasando en el centro de labores y poner al trabajador problema en observación, para conocer la real magnitud de las cosas. Es importante no dejar de intervenir porque muchas veces las personas soportan situaciones molestas con tal de llevarse bien con todos o para no poner riesgo su puesto de trabajo.
  3. Conversar con el trabajador problema: ya con la información recolectada, la empresa debe convocar al trabajador conflictivo para una reunión privada y abordar el asunto con calma. De esta manera, se podrá conocer la razón de la conducta del trabajador y determinar alguna solución viable. Es necesario que dicho empleado acepte su responsabilidad.
  4. Ayudar al trabajador problemático a mejorar su conducta: una vez que el colaborador empieza a entender que su comportamiento es negativo y que esta situación afecta al resto de la organización, la empresa o sus responsables tienen que orientarlo para que inicie un cambio de actitud.

¿Quieres conocer más sobre cómo lidiar con los trabajadores conflictivos? Inscríbete en el PEE  Gestión de Cultura y Clima Laboral de ESAN. 

FUENTE CONSULTADA:

Artículo "Cómo tratar a los empleados difíciles".