¿Cómo afrontar los conflictos y negociar?

Publicado el 12 de Septiembre 2016 a las 1:34 PM

Ninguna organización está libre de conflictos. Por ello es importante estar preparados y saber manejar los conflictos en el entorno laboral.

conflictosproyectos_principal.jpg

El conflicto es un enfrentamiento entre varias personas o grupos de personas, originado por el comportamiento de una de ellas que perjudica el logro de objetivos de otra. Si estos conflictos son manejados adecuadamente se puede contribuir a que la empresa alcance sus objetivos.

Entre las causas de conflictos al interior de la empresa se encuentran los cambios en la estructura organizativa, la falta de coordinación entre las personas o grupos que interactúan, puntos de vistas contrarios, objetivos diferentes entre los departamentos de la organización, problemas o falta de comunicación, un estilo de liderazgo ineficaz y la desconfianza entre las personas.

La exacerbación de un conflicto puede traer consecuencias negativas como el deterioro de la cooperación y el trabajo en equipo, el aumento de la desconfianza mutua, el descenso de la motivación laboral, un menor rendimiento laboral y la pérdida de tiempo de trabajo, toma de decisiones equivocadas, etc.

No obstante, los conflictos también tienen su lado positivo en la medida que pueden estimular a las personas a ser más creativas y a generar nuevas ideas para llegar a mejorar los resultados. Igualmente, en los conflictos brotan los problemas ocultos, de manera que se puede afrontarlos y resolverlos. También ayudan a que la competencia interior entre personas y grupos les haga mejorar sus esfuerzos. Finalmente, el conflicto permite liberar las emociones y el estrés; con él, las personas pueden conocerse mejor, e incluso una vez superado podrán cooperar más entre si y aumentar su unión.

La herramienta clave que ayuda a resolver los conflictos es la negociación, es decir, el proceso de diálogo que lleva a un acuerdo mutuamente aceptado entre las partes en conflicto.

Métodos para negociar

Es importante conocer las distintas maneras o métodos de negociación, para así saber cómo debemos afrontarla hacerlo de la mejor manera posible.

  • Negociación distributiva: en ella se busca dividir una cantidad fija de recursos. Cada parte afronta una situación de ganar y perder.
  • Negociación interrogadora: se busca que los acuerdos lleven a una situación en la que todos ganen.
  • Mejor Alternativa Posible a un Acuerdo Negociado (MAPAN): en inglés se conoce como BATNA. Implica identificar el valor mínimo aceptable para un individuo en la negociación de un acuerdo.
  • Intervención de terceros: ambas partes en conflicto pueden recurrir a terceros para tener mejores opciones de solución. Se encuentran en este grupo los mediadores, que facilitan soluciones negociadas mediante el razonamientos y la persuasión, contando con sugerencias de alternativas por ambas partes; el árbitro, quien tiene la autoridad para dictar un acuerdo en la negociación luego de escuchar a ambas partes; el conciliador, que ejerce un vínculo de comunicación informal entre ambas partes en negociación; y el consultor, quien cuenta con experiencia en el manejo de conflictos y trata de facilitar una solución creativa mediante la comunicación y el análisis.

Es importante que el conflicto sea claramente identificado, así como bien definidos sus componentes, elementos, su tendencia a escalar y su dinámica en general. Todo ello hará posible contar con un mejor acercamiento a la forma en que el conflicto debe ser analizado y resuelto, así como con un panorama claro acerca de la forma en que se debe abordar la negociación, ya sea como parte del conflicto o como tercero.

FUENTES CONSULTADAS:

Artículo "Conflicto y negociación", publicado por la Escuela de Organización Industrial (EOI).

Tesis de grado "La negociación una alternativa en la solución de conflictos", de María Cristina Manzano Noguera y Carlos Eduardo Torres Salamanca, publicada por la Universidad Javeriana.

¿Deseas saber más acerca del conflicto y la negociación? Inscríbete en el PEE en Comportamiento organizacional: motivación, poder y conflicto de ESAN.