¿Cómo estructurar adecuadamente una deuda?

Publicado el 26 de Septiembre 2016 a las 5:31 PM

Tomar deuda dependerá de una serie de cuestiones como el objetivo de la empresa y de sus accionistas, la situación de la compañía en su ciclo de vida y magnitud, así como la solidez y temporalidad de sus flujos de caja libres.

estructuradeuda_principal.jpg

Para estructurar una deuda en forma adecuada, el especialista Artemio Milla Gutiérrez plantea algunas consideraciones importantes:

En general, la deuda de largo plazo con criterio de permanencia en la empresa debería cubrir la totalidad de los activos fijos netos y una buena parte de las necesidades operativas de fondos. En tanto, la deuda a corto plazo o deuda circulante debería cubrir el resto de las necesidades operativas de fondos de la empresa. Esta recomendación es válida para la mayoría de empresas industriales y comerciales, dice el experto.

También sugiere que una empresa tenga una política de financiación clara para fijar determinados objetivos en materia de estructura de capital deseada a largo plazo. Esto le evitará desequilibrios que podrían generar importantes consecuencias sobre la liquidez de la empresa. Por ejemplo: si el grado de amortización de la deuda a largo plazo es muy superior a la capacidad de generar caja por parte de la explotación de la compañía. 

Tres aspectos básicos

Artemio Milla refiere que al momento de analizar el endeudamiento, son tres los aspectos básicos que se debe considerar:

El volumen de deuda y la relación entre esta y la estructura financiera de la empresa:

Esto se expresa técnicamente como D/D+E, donde D sería el volumen de deuda y E el volumen de fondos propios o "equity". Es preciso establecer si esta relación, llamada de apalancamiento, afecta al riesgo financiero de la empresa.

El peso de la carga financiera o intereses:

Se calcula como el tipo nominal de interés de la deuda después del efecto fiscal (i = n x (1-T)), donde "n" es el tipo nominal de interés y "T" la tasa del impuesto sobre sociedades. Cabe recordar que el costo de la deuda es menor que el costo de los fondos propios debido, entre otros factores, a la deducibilidad fiscal de los intereses.

La estructuración de la devolución de la deuda:

Este aspecto es muy relevante al momento de tomar decisiones de endeudamiento. Este tercer aspecto, señala el economista español, es uno de los que merecen mayor atención. Su premisa es: una empresa no está más endeudada por deber más sino por deber peor, es decir, que está peor estructurada la devolución de su deuda en relación con sus flujos de caja libre.

En la empresa debe existir siempre un equilibrio monetario de tal modo que se pueda garantizar que en todo momento se dispondrá de fondos necesarios para financiar su desarrollo. Los flujos de caja de los activos de la empresa siempre deben ser iguales a los flujos de caja de los pasivos.

FUENTES CONSULTADAS:

Artículo "Diez ideas clave para endeudarse con cabeza", de Artemio Milla Gutiérrez en la revista española Estrategia Financiera, publicado por el website de Altair Consultores.

¿Deseas saber más acerca de cómo estructurar adecuadamente una deuda? Inscríbete en el PEE en Gerencia financiera avanzada de ESAN.