Las etapas del sistema de evaluación de 360 grados

Publicado el 19 de Septiembre 2016 a las 9:45 AM

La evaluación de 360 grados o evaluación integral es una herramienta que sirve para medir las competencias blandas de los líderes de una organización.

360grados_principal.jpg

Este sistema de evaluación considera todas las relaciones representativas que tiene el líder o evaluado a su alrededor, desde la organización: pares, clientes internos, colaboradores y jefes. A estos se les pide retroalimentación acerca del desempeño del evaluado en las competencias clave del puesto.

La evaluación de 360 grados tiene siete etapas, de acuerdo con Human Smart:

Preparación: se define cada paso a seguir, así como los tiempos que tomará el proceso de ejecución de la evaluación. Se debe analizar las competencias laborales clave por rol o por tipo de puesto, así como las conductas observables que evaluarán las competencias. Se definen los formatos de evaluación, evaluadores, evaluados, calendario, líder del proceso, entre otros aspectos.

Sensibilización: el objetivo de esta etapa es lograr que evaluados y evaluadores comprendan los beneficios de la evaluación así como su impacto organizacional. Es importante reducir la tensión emocional del evaluado ocasionada por ser observado y evidenciado. Omitir esta etapa probablemente llevará a que la evaluación de 360 grados no tenga los resultados deseados.

Proceso de evaluación: es la etapa en que a los evaluadores se les envían los formatos de evaluación para que puedan dar una retroalimentación objetiva de acuerdo al rol que desempeñan con relación al evaluado.

Recolección de datos: conforme los evaluadores van haciendo sus evaluaciones, estas son recolectadas para su posterior procesamiento. Se requiere de un monitoreo del avance registrado por cada evaluador, poniendo especial atención si hay algún retraso o si se presenta alguna anomalía.

Reporteo: es la parte del proceso en que la información se recolecta, se sintetiza y se acomoda para que a partir de ella se pueda obtener información estadística de tendencias y resultados de cada evaluado.

Retroalimentación: esta etapa requiere de un enfoque positivo al evaluado, que le ayude a crecer tanto en lo profesional como en lo personal. Se espera asimismo una reacción positiva y comprometida por parte del evaluado.

Planes de desarrollo: luego de la evaluación y retroalimentación se debe elaborar planes de crecimiento para cada evaluado, mediante procesos de mejora que permitan desarrollar las oportunidades detectadas en la retroalimentación. Es preciso actuar sobre cuatro elementos donde pueden detectarse las deficiencias: conocimientos, actitudes, habilidades y valores.

La evaluación de 360 grados es un proceso laborioso, señala Human Smart. Luego del arduo trabajo que implica se podrá ver resultados interesantes en el crecimiento de los líderes en las organizaciones.

FUENTE CONSULTADA:

Artículo "Las 7 etapas del proceso de evaluación de desempeño de 360 grados" publicado por el website Human Smart.

¿Deseas saber más acerca de las fases de todo sistema de desempeño? Inscríbete en el PEE en Sistemas de evaluación del desempeño de ESAN.