La cultura preventiva a través del autocuidado y la autoestima

Publicado el 30 de Noviembre 2016 a las 2:09 PM

Las políticas de prevención en el trabajo, sean diseñadas por la empresa o reguladas por el Estado, pueden ser insuficientes sin un esfuerzo intenso para eliminar algunas conductas riesgosas.

prevencion23_principal.jpg

Hay que considerar que las conductas riesgosas que pueden mostrar algunos trabajadores constituyen un tema en el cual la autoestima y el autocuidado juegan un rol central.

Precisamente el Sistema Integrado de Gestión de Riesgos, SIGER, desarrollado por Indecopi y basado en estándares internacionales de seguridad, tiene como uno de sus ejes el desarrollo de la autoestima del trabajador y, a partir de este concepto, fomentar el autocuidado. 

Algunas empresas peruanas, como Tasa y Duke Energy, han venido trabajando en procesos de seguridad laboral basados en estos conceptos, los cuales cuentan con tres axiomas: cuídate a ti mismo, cuida al resto y déjate cuidar.

Implementar una política de seguridad basada en el autocuidado y la autoestima implica un cambio a largo plazo, ya que impacta los fundamentos mismos de la cultura de la empresa y también de las personas. 

Tres niveles de la cultura organizacional

La cultura de las organizaciones tiene tres niveles: uno superior y tangible, visible para todas las personas; un nivel intermedio formado por los valores de la organización, traducido en sus normas y procedimientos; el tercer nivel, más profundo, incluye los llamados supuestos subyacentes y está relacionado con supuestos, creencias profundas y acciones muchas veces inconscientes. 

Algunas costumbres o creencias en ciertos sectores productivos pueden alojarse en el último nivel mencionado, al igual que algunas certezas que pueden inducir a los trabajadores a confiar demasiado en sus habilidades, experiencia o buena suerte.  Modificar el comportamiento de las personas requiere una acción en este último nivel, es decir un cambio profundo en la cultura de la empresa.

A través de la autoestima y el autocuidado se convierte al trabajador en un agente activo de la seguridad laboral.  Su seguridad pasa de ser el centro de las normas gubernamentales y corporativas sobre el tema, a convertirse en punto central en la forma en que ejecuta su trabajo, y contribuye además a la mejora de la apreciación que cada trabajador tiene sobre sí mismo y su trabajo.

FUENTES CONSULTADAS:

Artículo "Autoestima, centro de la cultura de prevención".  En Seguridad Minera.

¿Deseas saber más acerca de Desarrollo de la cultura preventiva a través del autocuidado y la autoestima? Inscríbete en el curso Gestión preventiva de los riesgos psicosociales en las empresas del PEE de ESAN.