¿Qué criterios se deben considerar para tomar un crédito empresarial?

Publicado el 24 de Enero 2017 a las 3:08 PM

Existen tres criterios fundamentales que tanto las empresas como las personas deben tomar en cuenta al momento de endeudarse. No hacerlo podría generarle serios problemas financieros e incluso la quiebra de la compañía.

principal-credito-empresarial.jpg

Quizás el más criterio evidente o más frecuente es el del calce del flujo de caja con los pagos que se tendrá que hacer en forma de amortizaciones. El gerente de finanzas debe evaluar si se contará con el dinero para afrontar el pago de la deuda, y para ello deberá coordinar con los gerentes de producción y de ventas.

"El calce de la capacidad de pago es lo más esencial, inclusive más que la tasa  de interés. Hay quienes creen que con tasas de interés más bajas tendrán una ventaja pero eso es insuficiente si no se toma en cuenta si se contará con los ingresos adecuados para cumplir con los pagos", señala Enrique Santa Cruz, profesor del Diploma Internacional en Finanzas Corporativas de ESAN.

Un segundo criterio que acompaña el anterior es el plazo de la deuda. Para ello se hacen proyecciones de los pagos mensuales, los cuales serán más elevados cuando el plazo de la deuda es más corto y más bajos si el plazo es más largo.

"Los financiamientos deben ir acordes con las necesidades que se quiere cubrir. Por ejemplo: si se trata de financiar las ventas de la campaña escolar, entonces convendría endeudarse a un plazo similar al cual se van a recibir los frutos de esa campaña. Los bancos tienen productos que son para afrontar estas subidas temporales de la demanda. Son préstamos de corto plazo. Y para financiar la compra de una maquinaria costosa que durará 10 años, lo mejor será tomar un crédito de mediano o largo plazo", refiere el profesor San Martín.

Cuestión de monedas

Un tercer criterio a considerar se refiere a la moneda en que se concretará la deuda. "La empresa debería endeudarse en una moneda similar a aquella con la que percibe sus ingresos. También podría ser una moneda diferente para aprovechar alguna oportunidad, aunque se debe ser muy cauteloso en este aspecto", recomienda el experto en temas financieros.

Si la empresa es netamente exportadora y por tanto percibe sus ingresos por ventas en dólares lo mejor es endeudarse en la divisa estadounidense. En cambio, si la firma vende únicamente en el mercado local y sus ingresos se registran en soles, se aconseja tomar deuda en moneda nacional.

Si la compañía vende tanto internamente como en el exterior y por tanto tiene ingresos en ambas monedas, puede endeudarse en la misma proporción de dichos ingresos. Por ejemplo, si el 70% de lo que vende es exportado y el 30% del mercado local digamos lo óptimo es endeudarse el 70% en dólares y el 30 % en soles.

"Hay quienes arriesgan un poco más y tratan de aprovechar alguna oportunidad como las menores tasas de interés en dólares. Entonces buscan endeudarse en dólares a pesar que sus ingresos son en soles. Ciertamente, se exponen más a un riesgo cambiario", advierte el especialista.

No tomar esos criterios puede ocasionar que una empresa entre en problemas financieros, haciéndola menos eficiente en términos de los recursos que usa para cubrir esa necesidad. "Entonces la empresa tendrá que acudir a ayudas de último momento y estas suelen ser más caras", puntualiza el profesor Santa Cruz.

FUENTES CONSULTADAS:

Entrevista con el profesor Enrique Santa Cruz.

¿Deseas saber más acerca de los criterios a considerar al momento de endeudarse? Inscríbete en el Diploma Internacional en Finanzas Corporativas de ESAN.