10 indicadores clave del desempeño de las empresas de salud

Publicado el 27 de Abril 2017 a las 9:44 AM

Los indicadores clave de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés) están presentes en los sistemas de gestión de las organizaciones. La gestión de los servicios de salud no escapa a esta realidad.

esanesan_principal.jpg

Un Key Performance Indicator (KPI) es un indicador seleccionado que sirve para monitorear el desempeño de un objetivo estratégico, un resultado general o los resultados de un área clave para el éxito de una actividad y de la organización en su conjunto. Según la empresa Sixtina Consulting Group, el uso de los KPI es cada vez más frecuente en las organizaciones del sector salud de América y Europa. Entre los KPI más empleados (Sixtina difundió un informe con 25 indicadores) desarrollaremos 10 en este artículo:

  • Tasa de ocupación de camas hospitalarias: mide el porcentaje de camas ocupadas por pacientes en relación con el total de camas del hospital. Las métricas son, en términos porcentuales, la tasa de ocupación de camas con pacientes en tratamientos prolongados y la tasa de ocupación de camas con pacientes en tratamientos cortos.

El objetivo de contar con este indicador es evaluar la demanda de camas hospitalarias y, por lo tanto, alcanzar un balance adecuado entre la demanda de cuidado de salud y la cantidad de camas disponibles. 

  • Censo diario promedio: mide el número de camas ocupadas por día en el hospital, en promedio. Según Sixtina, este indicador está fuertemente relacionado con el número de pacientes internados, con la cantidad de cirugías realizadas y la tasa de ocupación de camas. Un valor del indicador cercano a la capacidad de camas sugiere altas tasas de ocupación.
  • Infecciones intrahospitalarias: mide los casos de infección debido a la interacción con el medio hospitalario tanto entre los pacientes como en los miembros del equipo. Las métricas sugeridas por la consultora son: número de infecciones intrahospitalarias por pacientes y miembros del equipo; número de infecciones intrahospitalarias adquiridas; tasa de infecciones por cada 100 procedimientos.
  • Tasa de infecciones en sitio quirúrgico: mide la tasa de infecciones superficiales que ocurren en el sitio de una incisión quirúrgica, como porcentaje del total de las infecciones en el hospital. Según investigaciones, las infecciones en sitio quirúrgico son el segundo tipo más común de evento adverso que ocurre con pacientes hospitalizados.
  • Mortalidad en pacientes internados: mide el porcentaje de muertes de pacientes internados en hospitales en relación con el número de pacientes dados de alta.
  • Capacidad de camas hospitalarias: mide el número de camas en el hospital diseñadas y construidas para la admisión de pacientes. La administración de las camas es fundamental. Este KPI representa la información más básica necesaria para la gestión de las camas y es más útil cuando se relaciona con otros KPI como la proporción de camas en exceso por cada 1,000 camas en uso.
  • Tasa de errores en la medicación: mide el porcentaje de errores respecto del total de errores posibles. Un error en la medicación puede llevar a un uso inadecuado de una medicación mientras es administrada y controlada por un profesional de la salud, un paciente o un consumidor. La oportunidad para el error incluye la dosis recomendada más la dosis ordenada pero omitida. Calcular las oportunidades en las que estos errores pueden ocurrir es una tarea difícil si no existen previamente definiciones claras.
  • Mortalidad peri quirúrgica: mide la tasa de mortalidad posterior a la cirugía. Se precisa cuando el paciente fallece durante la cirugía o dentro de las dos semanas posteriores a la práctica quirúrgica. Cabe señalar que muchos países llevan estadísticas a partir del informe obligatorio de la mortalidad peri quirúrgica.
  • Promedio de número de casos por médico: mide el número de casos que maneja un médico en promedio durante un turno. El monitoreo de este indicador cambia dependiendo de si los médicos son de tiempo completo o no. Por otro lado, puede ocurrir que un paciente atendido dos veces sea considerado como dos casos médicos.
  • Tiempo promedio de permanencia (ALOS por su sigla en inglés): mide el tiempo que los pacientes pasan en el hospital en promedio por categoría de admisión. Para que los datos recolectados sirvan para la toma de decisiones, el seguimiento y la recolección de los mismos deben ser hechos cuidadosamente.

Hay diagnósticos que pueden requerir una permanencia del paciente más prolongada que lo habitual, como son los trastornos mentales y de la conducta; los trastornos del sistema nervioso, retardo mental y trastornos mentales de origen orgánico. 

FUENTE CONSULTADA:

Artículo "Los 25 indicadores (KPI) más usados en el sector de la salud" publicado por el website de Sixtina Consulting Group.

¿Deseas saber más acerca de los indicadores de desempeño en las empresas de salud? Inscríbete en el curso Balance scorecard: herramienta para el planeamiento y la gestión en empresas de salud del PEE de ESAN.