Tres características claves del mercado de valores en Perú

Publicado el 16 de Mayo 2017 a las 12:29 PM

La Bolsa de Valores de Lima (BVL) se caracteriza por tres rasgos claves: es un mercado pequeño, poco líquido y muy concentrado en el sector minero. Veamos por qué.

bolsadevalores_principal.jpg

Una variable clave para medir el tamaño de un mercado de valores es su capitalización bursátil, es decir, al multiplicar el número de las acciones que se negocian en él por su precio.

En el caso de la BVL, según da cuenta el reporte de abril último de MILA News, la capitalización bursátil en marzo del 2017 es de US$ 88,000 millones, siendo la menor cifra de los países que conforman el mercado Integrado Latinoamericano (MILA).

Efectivamente, el mercado colombiano registra una capitalización bursátil de US$ 105,000 millones; en tanto el chileno llega a los US$ 237,000 millones y el mexicano a los US$ 416,000 millones.

Poca liquidez

La liquidez de un mercado bursátil se mide por los montos negociados en él. Durante el primer trimestre del 2017, la bolsa mexicana registró negociaciones por más de US$ 31,452 millones; mientras en el mercado chileno se hicieron operaciones por encima de los US$ 7,170 millones; en Colombia por más de US$ 3,370 millones y en Perú apenas US$ 1,774 millones.

Como vemos, la liquidez de la BVL es relativamente pequeña: en una semana, la bolsa mexicana registra negociaciones por un valor mucho mayor que los que se realizan en la plaza peruana.

Alta concentración

Veamos la tercera característica clave de la bolsa limeña. Las acciones mineras comunes representan el 36.5% del total del monto de los papeles cotizan en la BVL. Le siguen los sectores bancos y financieras con una participación de 21.5%; diversas comunes con 20%; industriales comunes con 9.6%; y servicios públicos con 6.6%.

Así, se puede apreciar una mayor concentración de la actividad bursátil en el sector minero. Por esta razón es que la BVL es muy sensible a los cambios que puedan darse en el exterior, especialmente cuando se contraen las cotizaciones de los metales como el oro y el cobre, que son los que más producen las compañías mineras que cotizan en la plaza local.

Que la bolsa peruana sea pequeña, poco líquida y muy concentrada en algunos papeles no debería desanimar a los inversionistas. Existen oportunidades de inversión -que por supuesto deben ser evaluadas detenidamente- en acciones mineras que además de ganancias en precios suelen repartir utilidades, así como en algunas de servicios públicos como las de energía eléctrica, en el sector industrial (especialmente alimentos), etc.

Además hemos mencionado el MILA, que es un mercado al que pertenece la BVL junto a sus similares de Colombia, Chile y México, donde los inversores peruanos pueden realizar operaciones de compra y venta de acciones desde el Perú, con lo cual se amplía significativamente las opciones de armar carteras de inversión bursátil.

FUENTES CONSULTADAS:

Reporte MILA News N° 66 (abril 2017) publicado por el depósito central de Valores de Chile.

Informe Bursátil de la BVL, abril 2017.

¿Deseas saber más acerca del mercado de valores peruano? Inscríbete en el curso Gestión financiera bancaria del Tercer PEE de ESAN.