¿De qué hablamos cuándo mencionamos la propuesta de valor de empleo?

Publicado el 13 de Julio 2017 a las 10:15 AM

La propuesta de valor de empleo de una empresa es un factor fundamental en la atracción y retención de talento, y revela el grado de compromiso de la organización con las oportunidades de crecimiento de las personas.

empleadoprop_principal.jpg

La propuesta de valor de empleo tiene como componentes los beneficios materiales e inmateriales que una organización ofrece a sus empleados. Dichos beneficios han de ser planteados como propuestas concretas que definirán la percepción de las personas acerca del valor que una compañía les ofrece, ya sea si trabajan ahí o si la consideran como una opción laboral.

Los beneficios materiales son los de carácter económico como niveles salariales, bonos por productividad o cumplimiento de metas, distribución de utilidades, predictibilidad de aumentos salariales, entre otros. Por otro lado, los beneficios inmateriales se refieren a las condiciones laborales, la flexibilidad laboral, la formación, el reconocimiento, el prestigio de la organización, entre otros.

Marca empleadora para retener y atraer talento

Todos los elementos contribuyen a la construcción de la percepción que los empleados actuales y futuros tienen de la organización, y que deberían ser considerados para elaborar una estrategia de marca empleadora o employer branding.

La aplicación de esta estrategia constituye una tendencia desarrollada por las empresas para obtener reconocimiento como buena marca empleadora y, de esta forma, lograr una mayor fidelización con los trabajadores de la organización, y atraer y retener personal talentoso.

Esta preocupación por mejorar la marca empleadora se debe, en gran medida, al hecho de que las nuevas generaciones no permanecen muchos años en una organización como ocurría anteriormente, y las empresas ya están empezando a ser conscientes de esto. 

Sin duda el panorama laboral ha cambiado. Las personas ya no hacen carrera en una sola empresa, sino que siempre evalúan la posibilidad de cambiar de trabajo atraídas por la percepción de que el nuevo centro laboral les dará más que el lugar donde están, tanto en términos de beneficios materiales como inmateriales.

Cabe indicar que la rotación resulta costosa para una empresa, pues si un trabajador se queda poco tiempo, se pierden recursos que fueron destinados a su reclutamiento y capacitación.

Quienes lideran la organización deben saber elaborar los componentes materiales e inmateriales de una propuesta de valor de empleo, pero también deben preocuparse por desarrollar una estrategia de comunicación externa e interna que difunda adecuadamente dichos beneficios.

FUENTE CONSULTADA:

Artículo "La propuesta de valor al empleado como clave para atraer y retener talentos", publicado por el website argentino Randstad.

Artículo "Empresas esperan atraer talentos a través de la marca empleadora", publicado por el portal de la revista América Economía.

¿Deseas saber más acerca de la propuesta de valor de empleo y la retención de talento en la empresa? Inscríbete en el curso Gestión estratégica del talento humano: detección y retención del 4 PEE de ESAN.