¿Qué no es coaching?

Publicado el 17 de Julio 2017 a las 5:31 PM

El coaching es una metodología mediante la cual un coach puede ayudar a otra persona (coachee) a lograr un desempeño potenciando sus capacidades. Esta definición abre un abanico de confusiones que se deben aclarar.

coachinggg_principal.jpg

Algunas personas suelen confundir el coaching con la consultoría, la capacitación, la mentoría e, incluso, con la psicoterapia.

Sin embargo, debemos precisar que el consultor es un experto en un tema y plantea soluciones al respecto; el capacitador es aquel que transfiere sus conocimientos y habilidades a los alumnos; el mentor es un modelo a seguir -la mentoría se está empleando mucho en el desarrollo de emprendimientos tecnológicos vía startups-; y el psicoterapeuta trabaja con la salud mental y el comportamiento de las personas.

Por otro lado, el coach puede desarrollar algunos de los aspectos mencionados en el párrafo anterior, pero ninguno de ellos es el centro específico de su accionar. A diferencia de las otras especialidades, el coaching está centrado en conseguir objetivos

Es cierto que para que el coaching funcione se requiere de una participación voluntaria y decidida del coachee, definiéndose el estado en que este se encuentra y el estado al que desea llegar. También se debe establecer las evidencias de haber alcanzado las metas propuestas, lo cual se puede hacer mediante indicadores.

Diferencias clave

A diferencia de las otras especialidades, el coaching implica un acompañamiento en el cual el coach hace preguntas cuyas respuestas permiten conducir al coachee hacia un cambio personal con miras a conseguir sus metas.

El trabajo del coach es generar acciones valiosas que llevan al coachee a desarrollar nuevas estrategias de pensamiento y de acción, orientándose hacia los logros del futuro y no en los errores del pasado. El coach solo es un motivador, sino también alguien que llevará al coachee al logro de mejores resultados. En consecuencia, el coaching se enfoca en soluciones más que en los problemas. En particular el coaching ejecutivo busca alinear los objetivos del coachee con los de la organización.

Volviendo a lo que no es el coaching: no es un proceso correctivo, ni un recurso para afrontar casos perdidos; no es una consejería, ni una fuente de soluciones mágicas; tampoco transfiere experiencias e ideas para extrapolarlas a la organización o al caso concreto del coachee.

En resumidas cuentas, la labor del coach se centra en ser un facilitador para que el coachee encuentre soluciones y logre ser una mejor persona, tanto en el ámbito profesional como en el personal.

FUENTE CONSULTADA:

Artículo "Qué es y qué no el coaching", publicado por el portal Entrepeneur. 

¿Deseas saber más acerca de qué es y qué no es coaching? Inscríbete en el curso Coaching - El gran compañero de viaje hacia nuestra excelencia del 4 PEE de ESAN.