Las finanzas y la maximización de valor

Publicado el 7 de Agosto 2017 a las 1:03 PM

El manejo de las finanzas conlleva tomar decisiones de inversión, que giran en torno a los recursos generadores de excedentes; y decisiones de financiamiento, relacionadas al flujo del dinero proveniente de y dirigido hacia accionistas y acreedores.

1500x844_finanzas.jpg

Toda empresa requiere de recursos para poder operar, los cuales pueden tener un origen interno o externo. Las operaciones deben generar ganancias que permitan cumplir objetivos y mantener satisfechos a quienes proveen el dinero, pudiendo ser estos los mismos propietarios -o accionistas, si se trata de una sociedad anónima- o terceros, también llamados acreedores.

Mediante sus recursos, las compañías deben generar valor, y éste debe maximizarse para cumplir uno de los principales objetivos de la administración financiera: la rentabilidad. Entonces, si la empresa obtiene un mayor valor, ¿ocurre lo mismo con los inversionistas?

Las decisiones de inversión

Roberto Sala, profesor del curso Fundamentos financieros  del 4 PEE de ESAN, responde a la interrogante con el siguiente ejemplo:

"Suponga que usted es dueño de una nanoempresa que brinda servicio de taxi, teniendo como recursos -llamados también "activos"- lo siguiente: un sólo vehículo en buen estado, licencias para operar, un conductor eficiente y con olfato para captar pasajeros; y finalmente, un administrador, quien actúa como mandatario de los intereses del dueño. El conjunto de activos será lo que genere las ganancias, y si estas son sostenibles, los activos valdrán más".

Continuando con el ejemplo, el experto añade: "Si la empresa no ostenta deuda alguna, todas las ganancias y valor se trasladarán directamente al dueño. En ese caso tendríamos que la maximización de valor para la compañía y para el accionista es el mismo. El administrador solo deberá velar por el buen estado de los activos y la correcta operación del servicio. Básicamente, tendrá que tomar decisiones de inversión", explica.

Las decisiones de financiamiento

Sin embargo, por diversas razones, una empresa puede verse en la necesidad de endeudarse. Asumir una deuda, como se sabe, implica que posteriormente se deba devolver lo prestado mas los intereses correspondientes, generalmente a través de cuotas fijas y periódicas.

En esa línea, retomando el ejemplo de la empresa de taxi, el docente advierte lo siguiente para el dueño: 1) contará con la ventaja de invertir menos de su propio dinero en la compra de activos, y 2) tendrá la desventaja de percibir ganancias menores, ya que previamente deberá pagar las cuotas de repago de su deuda.

"Vemos que la deuda interfiere en el flujo de dinero para el dueño, en el sentido de la ida o inversión del accionista y en la vuelta retorno sobre la inversión. Aquí el administrador cumple una tarea adicional y más compleja, tomando un rol de administrador financiero. Así pues, asumirá decisiones de inversión y de financiamiento, las cuales deben velar por los intereses del dueño y, además, mantener satisfechos a los accionistas", puntualiza el especialista de ESAN.

 

¿Deseas saber más acerca de las finanzas y la maximización de valor? Inscríbete en el curso Fundamentos financieros  del 4 PEE de ESAN.