Evaluación del riesgo de instrumentos de renta fija: la duración

Publicado el 30 de Mayo 2018 a las 2:11 PM

La duración depende de tres factores: los tipos de interés, los bonos y el plazo a vencimiento. Conoce más sobre este concepto tan importante para el ámbito financiero.

1500x844_riesgo_instrumentos_renta.jpg

Dentro de la renta fija existe un concepto especialmente importante para los inversores: la duración. ¿En qué situación exacta se toma en cuenta? Cuando se realiza una evaluación de riesgo, se analizan las fluctuaciones en los tipos de interés, algo que puede representar la pérdida de dinero para una empresa. En caso que los tipos tengan una tendencia a subir, entonces los pagos fijos que realizan los bonos pierden atractivo.

Esta es la razón por la cual los precios de un bono pueden descender. Entonces, la duración es, en esencia, la medida de lo sensible que es el precio de dicho bono cuando ocurre un cambio en los tipos de interés. Dicha duración se mide en años y, además, es necesario diferenciarla del concepto de vencimiento

El vencimiento se trata de la vida del bono en mención. Es decir, es la cantidad de años que restan para que el emisor del bono devuelva al inversor su capital primordial. La duración, por otro lado, considera todos los pagos. Por ejemplo, no solo se incluyen los pagos de la vida restante del bono, sino la amortización final.

Es un aspecto que debe ser debidamente analizado y evaluado como riesgo que representa. Además, se utiliza como herramienta principal para la gestión de inmunización de carteras, la cobertura de riesgos y para igualar la propia duración de los activos. Como factor financiero, depende de tres aspectos clave:

  • Los tipos de interés. Como se mencionó, si disminuyen estos también disminuye la duración.
  • Los bonos. A mayor bono, menor duración; esto se debe a que, proporcionalmente, la gran parte del pago total es recibida antes de que ocurra el vencimiento.
  • Plazo a vencimiento. Mientras mayor sea, mayor será la duración y el inversor tardará más en recibir su inversión inicial.

Para utilizar correctamente la duración, es fundamental anticipar las fluctuaciones del tipo de interés. Por ejemplo, si se esperan caídas, la duración debe ser incrementada en la cartera con el objetivo de obtener mayores beneficios en cuanto a las rebajas de los tipos. Otra forma de uso es a través de la selección de bonos. En este caso, al realizar una comparación de distintos bonos con varias rentabilidades y vencimientos, la duración permite saber con qué bono la empresa estará más expuesta a las variaciones de tipos de interés.

Invertir en renta fija, sea de forma directa o por medio de un fondo de inversión, conlleva una serie de riesgos. Estos pueden ser riesgos de crédito, de divisa, entre otros. Es por ello que se debe analizar la duración y otros factores importantes antes de realizar este tipo de operaciones financieras.

Si quieres saber más sobre este tema, participa del curso Mercado de capitales del PEE en Finanzas de ESAN.

También te puede interesar:

Fuentes:

BBVA. Aula Banca Privada. "Renta Fija III: Gestión de riesgos. Duración y convexidad".

Rankia. "M&G: ¿Qué es la duración?".

DW Global Investments. "Duración de un bono: cómo ganar invirtiendo en renta fija".