El autoliderazgo: ¿en qué consiste y cuál es su relevancia?

Publicado el 13 de Septiembre 2018 a las 11:00 AM

Esta cualidad representa la primera etapa o nivel en la adquisición de liderazgo. De su desarrollo devendrá el éxito o el fracaso de un líder en el manejo de su equipo.

1500x844_autoliderazgo.jpg

Mientras que el liderazgo es la capacidad de influir en las personas para motivarlas a hacer cosas, por otro lado, el autoliderazgo es la práctica de influenciar intencionalmente tus propios pensamientos, emociones y comportamientos para lograr tus objetivos. Éste último permite a una persona alcanzar su potencial mientras construye una base sólida desde la cual tomar decisiones diarias, tanto a nivel profesional como personal.

El autoliderazgo comienza en el interior del individuo. Las personas autodirigidas toman sus propias decisiones para alcanzar sus metas y objetivos personales. Esta habilidad es típica y fundamental en empresarios, mentores, altos directivos, etc. Decimos que un sujeto tiene habilidades de autoliderazgo cuando tiene previsión, toma las decisiones y elecciones correctas por su cuenta y exhibe dedicación para lograr sus objetivos.

Aparte del establecimiento de metas, otros factores que ayudan a los individuos a ser grandes autodirigentes son la autoconciencia, autoconfianza y autoeficacia. Todo gerente debe poseer estas habilidades:

  • La autoconciencia requiere la capacidad de comprender los propios valores, deseos, perspectivas, fortalezas y debilidades, propósitos y creencias. También comprende un nivel saludable de inteligencia emocional. Saber quiénes somos, cómo percibimos el mundo y qué nos impulsa es fundamental para un buen autoliderazgo.
  • La autoconfianza proviene de este conocimiento que tienes de ti mismo. Al estar al tanto de tus fortalezas y habilidades, te vuelves seguro de ti mismo y tienes la disposición para enfrentar los retos y desafíos.
  • Al saber con certeza que puedes manejar lo que se te presente en el futuro, desarrollas la autoeficacia. Puedes tomar los comentarios del resto, aceptar, ajustar y avanzar. Con autoeficacia, puedes ser más creativo e innovador.

En este sentido, el autoliderazgo se lleva a cabo "de adentro hacia afuera". Los líderes están en constante desarrollo y aprendizaje, que incorpora inteligencia emocional crucial para alcanzar su potencial. Tener una comprensión clara de quién eres y qué es lo que quieres es el punto de partida para liderar con éxito.

¿Por qué el autoliderazgo es tan importante?

Para los empresarios, ya sean gerentes o subordinados comunes, el autoliderazgo es fundamental. Por ejemplo, como gerente, puedes recibir muy poca o ninguna supervisión. Esto significa que debes poder planificar y establecer tus objetivos por tu cuenta, así como también influir en ti mismo para seguir esos planes.

Por otro lado, como empleado de un nivel inferior, nunca puedes estar seguro del tipo de gestión o líderes que conocerás en el transcurso de tu carrera. A pesar del liderazgo que puedas encontrar -ya sea laissez faire, democrático o autocrático-, deberías ser capaz de exhibir tu propio liderazgo. A los empleadores les gustan los trabajadores que pueden tomar grandes decisiones por sí mismos para trabajar de manera efectiva.

El autoliderazgo ayuda a que el individuo sea proactivo, disciplinado y sea un tomador de decisiones independiente. Las personas que no tienen un fuerte sentido de esta cualidad tienden a sentir que no tienen el control de sí mismas, a menudo carecen de enfoque y se sienten abrumadas con facilidad.

Asimismo, el autoliderazgo no solo te permite conocerte a ti mismo, sino también apreciar a los demás. Cuando realmente te comprendes a ti mismo, tus fortalezas y debilidades, puedes identificar estos aspectos en tus colaboradores o empleados. Debido a que los líderes están anclados en una apreciación de su propia dignidad, desarrollan un conocimiento de las aspiraciones, el potencial y la nobleza de los demás. Así es como transforman la forma en que miran a los otros y son capaces de guiarlos con éxito.

Por último, los grandes líderes tienen una perspectiva a largo plazo de la vida y el éxito. Solo los líderes que practican un autoliderazgo consistente pueden garantizar el éxito a largo plazo. La tentación de impulsar las ganancias trimestrales a toda costa puede descarrilar al líder. A menos que este tenga un agudo sentido en dicho aspecto, no puede mantenerse enfocado en lo que es realmente importante.

En los negocios y en la vida personal, esta habilidad será esencial para alcanzar el éxito y el equilibrio. Los líderes con esta destreza son capaces de evitar creencias contraproducentes, aprovechar sus puntos de poder y colaborar con otros. Ello resulta en el logro de objetivos, la independencia y la capacidad de liderar a otros de manera más efectiva. Al ofrecer una perspectiva a largo plazo de su vida -tanto personal como profesional-, el autoliderazgo otorgará una mentalidad integral y más amplia.

¿Te interesa averiguar más de este tema? Inscríbete en el curso Liderazgo Efectivo: La persona y obra del líder eficaz del PEE de ESAN.

También puede interesarte:

Fuentes:

Forbes. "The Importance Of Self-Leadership".