¿En qué consiste la ciberresiliencia y cuál es su importancia?

Publicado el 13 de Septiembre 2018 a las 11:59 AM

Toda empresa, por rentable que sea, siempre estará expuesta a ciberdelicuentes que busquen atacarla y apropiarse de su valiosa base de datos. Ante esta amenaza constante, la ciberresiliencia aparece como una herramienta determinante.

1500x844_ciberresiliencia.jpg

Gianncarlo Gómez, docente del curso Gestión de la Ciberseguridad del PEE de ESAN, define ciberresiliencia como "la forma con la que una compañía o entidad del gobierno va a poder mantener sus operaciones ante algún tipo de ataque informativo o ataque de ciberseguridad". Es decir, la ciberresiliencia trata sobre la capacidad de una organización para prevenir, identificar y contener las amenazas contra datos o información de mucho valor. Todas estas acciones se ejecutan de forma rápida para reducir el tiempo de exposición.

Para comprender mejor este concepto, es importante definir en primer lugar en qué consiste la resiliencia. Esta viene a ser la capacidad de una empresa para anticiparse, prepararse, responder y adaptarse a los cambios y a los problemas repentinos con el fin de sobrevivir y prosperar.

En ese sentido, el especialista de ESAN indica que "no se puede trazar una línea divisoria entre la resiliencia organizacional y la ciberresiliencia. Mediante la primera, las compañías pueden mantener sus operaciones frente a cualquier tipo de incidente. Por su parte, la ciberresiliencia es una estrategia para que las organizaciones puedan continuar con sus operaciones ante un ataque cibernético".

¿Por qué es importante la ciberresiliencia?

"En la actualidad, la gestión de riesgos de ciberseguridad se ha convertido en uno de los pilares fundamentales para salvaguardar la confidencialidad, disponibilidad e integridad de los activos de información, infraestructuras críticas y datos personales en el ciberespacio", sostiene el académico. El impacto que puede ocasionar un ataque cibernético en una empresa puede ser de proporciones muy grandes. Por tal motivo, implementar una estrategia de ciberresiliencia, que ponga énfasis en el cuidado de los datos corporativos, así como en la información de los clientes, es de suma urgencia.

Al adoptar una actitud ciberresiliente, una compañía conseguirá disminuir los intentos de hackeo, así como las demandas de los clientes. Este método enfocado en la protección conseguirá gestionar el riesgo existente de las amenazas y enfrentará cada una de ellas asegurando un impacto menor y pocos daños. En definitiva, se trata de una estrategia que permitirá a las empresas hacer frente a una crisis sin que su producción o actividad se vean perjudicadas.

Con el pasar de los años, los ataques cibernéticos se han vuelto más sofisticados y, por consiguiente, mucho más peligrosos y complejos de afrontar. En este escenario surge la ciberresiliencia como método para detectar, oponerse y superar cada una de estas amenazas. Gracias a ella, una organización podrá proteger sus datos e información, así como su integridad.

Si quieres saber más sobre este tema, participa del curso Gestión de la Ciberseguridad del PEE de ESAN.

También puedes leer:

Protección de Datos personales y Acceso a la Información: dos lados de la misma moneda

Fuentes:

Entrevista a Gianncarlo Gómez, docente del curso Gestión de la Ciberseguridad del PEE de ESAN.

Instituto Español de Estudios Estratégicos. Ciber-resiliencia.

Panda Security Summit. Ciberresiliencia: La clave de la seguridad empresarial.