Innovación centrada en el usuario: ¿por qué es importante para las empresas?

Publicado el 4 de Febrero 2019 a las 12:50 PM

La rentabilidad de una compañía aumenta mientras las soluciones y productos para sus consumidores se vuelven más eficaces. La innovación, entonces, debe centrarse en las personas con el fin de comprender sus necesidades y percepciones.

1500x844_innovacion_usuario.jpg

Históricamente, la innovación en las organizaciones se ha basado en automatizar los procesos dentro de la empresa, agilizar gestiones e industrializar los negocios. Sin embargo, la tendencia principal hoy en día es innovar para y por los usuarios: buscar nuevas formas de resolver sus problemas de la manera más eficaz y eficiente.

El design thinking ofrece una visión a través de la cual se pueden observar las distintas necesidades de las personas y la forma cómo solucionarlas. Consiste en un proceso de búsqueda de alternativas innovadoras para la resolución de problemas enfocado en cómo los consumidores piensan, sienten y se comportan. Esta metodología toma como centro la perspectiva de los usuarios finales y recurre a elementos como la empatía y la experimentación para la construcción de ideas.

La importancia de esta tendencia radica, además, en la rentabilidad que puede tener la innovación. Al ofrecer mejores soluciones y diseños de productos y servicios, los usuarios son fidelizados y generan mayor preferencia hacia una marca. Hoy en día existe una excesiva competitividad en el mercado de productos y los consumidores, mucho más informados e interactivos, tienden a estar a la expectativa sobre qué elegir.

Las empresas y sus objetivos enfocados en la audiencia

Las organizaciones invierten su presupuesto, capital humano y metas en diversas áreas tecnológicas, de diseño, publicidad, redes sociales, experiencia de usuario, entre otras, para mejorar sus productos y servicios. No es una inversión en vano, pues sin esta transformación digital no es posible llegar a los actuales consumidores, quienes demandan las soluciones más eficaces. Para lograr esta meta, una compañía puede llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Definir su trabajo centrado en las personas gracias a las herramientas actuales.
  • Identificar cuáles son sus problemas, necesidades, aspiraciones, etc.
  • Evaluar en qué puede mejorar dicho producto, qué le falta y cómo puede ser más adaptable.
  • Realizar técnicas basadas en entrevistas, focus groups o estudios de mercado.

El ritmo del cambio es acelerado y tanto los ejecutivos, emprendedores y consultores deben contar con cada uno de estos pasos para innovar. El design thinking es una metodología ideal para potenciar la innovación centrándose en las personas e integrando todos los retos de un negocio en ellas. Permitirá obtener nuevos conocimientos y obtener una comprensión mucho más profunda de los usuarios y los problemas que enfrentan.

Si quieres saber más sobre este tema, participa del curso Design Thinking para la Innovación del PEE en ESAN.

También puedes leer:

Fuentes:

Mercado Negro. "Design Thinking: Innovación centrada en el usuario".

A Medium Corporation. "Design Thinking: emprender desde las necesidades del usuario".

América Economía. "Design Thinking: el éxito de las ideas centradas en el usuario".

Ideilan. "Innovación centrada en el usuario".