¿Cómo medir el retorno de inversión en la capacitación de personal?

Publicado el 28 de Agosto 2019 a las 2:56 PM

Una capacitación significa una ganancia para los empleados y para la compañía. ¿Pero se puede calcular el retorno de inversión? Es un elemento clave antes de apostar por este proceso en cualquier tipo de organización.

1500x844_administracion_capacitacion_personal.jpg

De acuerdo con un estudio del portal Aptitus, el 48 % de trabajadores peruanos recibió capacitación profesional dentro de sus propios empleos. La capacitación es una herramienta muy útil cuando se trata de retener talento y apostar por el desarrollo de los colaboradores. Además, aumenta la satisfacción de los empleados y su confianza ante la empresa. Pero, ¿cómo medir el retorno de inversión?

1. Comparativa de resultados. De acuerdo con César Edgardo Berrocal Moreno, docente del Diploma Internacional en Formulación de Indicadores y Mediciones en Administración de Personas en ESAN, hay que tener en cuenta ciertos indicadores. "Para realizar la medición se requiere tener métricas fiables y actualizadas a la etapa previa, las cuales nos permitan evaluar los procesos mejorados".

Por ejemplo, una compañía mide el comportamiento del personal a través de métricas como la apertura al cambio organizacional o la orientación a resolución de conflictos. También mide el rendimiento de sus trabajadores con indicadores como el término de asignaciones. Ahora, el análisis de retorno de inversión se centrará en cómo todos estos aspectos han mejorado en determinado periodo.

2. Cumplimiento de proyectos. Uno de los factores primordiales para una empresa es ver que sus proyectos sean concretados, ya sea para nuevos productos, servicios o procesos. Un proyecto significa mayor rentabilidad para la organización, crecimiento y expansión. Solo el talento humano instruido, empoderado y con los conocimientos correctos podrá cumplirlo, cuyas probabilidades aumentan gracias a las capacitaciones.

3. Disminución de la rotación de personal. Invertir en los empleados, como se mencionó, hace que tengan mayor satisfacción y productividad. Con ello, también se reduce uno de los grandes problemas en las compañías: la rotación. Esta causa pérdidas económicas en un negocio, pues capacitar a un personal nuevo puede ser incluso más costoso.

4. Alineación de objetivos. En muchas áreas de ventas, por ejemplo, se alinean objetivos comerciales con los objetivos de capacitación. Instruir a un equipo de trabajo para vender o promover un nuevo producto influirá directamente en las ventas de este. Así, será fácilmente medible el retorno de inversión.

Toda capacitación implica un gasto de recursos que, dependiendo del número de empleados capacitados, será mediano o elevado para la empresa. Es por ello que se debe analizar si el retorno de inversión es viable para poder realizar un presupuesto correcto que implique beneficios tanto para los trabajadores como para la organización.

Si quieres saber más sobre este tema, participa del Diploma Internacional en Formulación de Indicadores y Mediciones en Administración de Personas en ESAN.

Fuentes:

Entrevista a César Edgardo Berrocal Moreno, docente del Diploma Internacional en Formulación de Indicadores y Mediciones en Administración de Personas en ESAN.

Gestión. "El 48% de los trabajadores peruanos recibió capacitación de su actual empleo".

Gerens. "Capacitación corporativa: retorno sobre la inversión, democratización y personalización en las organizaciones".

América Learning Media. "ROI: retorno de la inversión en capacitación".

Tendencias 21. "La capacitación, una inversión necesaria y estratégica".