Emprendimientos por mujeres: las muestras de su mayor participación empresarial

Publicado el 19 de Agosto 2019 a las 6:08 PM

El emprendimiento femenino crece un 10 % cada año y son ellas quienes pueden liderar las empresas y sus propios negocios aún con mayor relevancia en el futuro. Las tendencias actuales brindan un panorama más motivador.

1500x844_emprendimientos_mujeres.jpg

En el mundo empresarial, durante las últimas décadas, la presencia de las mujeres ha crecido considerablemente. Las emprendedoras, responsables de negocios e innovación y líderes en organizaciones, brillan en diversas industrias, tanto en el sector público como en el privado.

De acuerdo con el Women's Entrepreneurship Report, el emprendimiento femenino crece un 10% cada año. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), más del 53 % de pequeños y medianos negocios fueron promovidos por mujeres en el 2018. Además, el 75 % de los microemprendimientos son constituidos por ellas, según los datos de Global Entrepreneurship Monitor. El crecimiento es cada vez mayor y estas tendencias también demuestran el valor de su participación:

1. Mayor igualdad en los emprendimientos de las economías en desarrollo.

Las economías en desarrollo revelan una más alta igualdad entre emprendimientos masculinos y femeninos que las economías ya desarrolladas. América Latina y Asia muestran una mayor paridad entre los géneros como resultado de una mayor TEA (Total Entrepreneurial Activity o Actividad Empresarial Total). En las economías centradas en la innovación, las mujeres resaltan en los emprendimientos. La tecnología es una gran propulsora de esta tendencia.

2. Más mujeres citan a la oportunidad como el principal motivo para emprender.

Las oportunidades de negocio conforman la principal razón para que las mujeres se aventuren en este mundo, con mayor prioridad que una economía creciente. Emprenden más por oportunidades que por necesidad, con más percepción de éxito en la actualidad.

3. Ellas se inclinan hacia iniciativas comunitarias.

En el caso de economías desarrolladas, las líderes de negocios trabajan en áreas públicas como salud, educación, entre otras. Hay más presencia femenina en proyectos que dependen del capital humano.

4. La brecha de establecimiento de negocios aún no es alta.

Es decir, aunque la tendencia es positiva, son menos las mujeres que continúan con sus emprendimientos después de comenzar. Ellas tienen más probabilidades de abandonarlos en etapas primarias o de transición. Los motivos de la descontinuación se asocian a los estereotipos que aún existen, como proveedores o socios que no apuestan por la participación femenina para invertir en empresas. También están los roles de las mujeres que aún son impulsadas a cuidar siempre a sus familias antes de dedicarse a sus proyectos.

Las brechas de igualdad aún no se han cerrado y, por ello, se necesita de una capacitación clave y formación teórica y práctica para que las mujeres manejen sus ideas y puedan desarrollar sus talentos en su totalidad. De esta manera fortalecerán más las competencias que les ayuden a ejercer el liderazgo al interior de sus organizaciones o en sus propias compañías.

Si quieres saber más sobre este tema, participa del Diploma Internacional en Liderazgo y Comunicación Estratégica para Mujeres Ejecutivas de ESAN.

Fuentes:

Gestión. "Día de la Mujer: 75% de los micros emprendimientos peruanos son de mujeres".

La República. "Más del 53% de negocios son promovidos por mujeres en el Perú".

Emprendedores. "El emprendimiento femenino, menos tendencia y más realidad".

Workana. "Mujeres Emprendedoras en Latinoamérica: un análisis de la región".

World Economic Forum. "Por qué invertir en mujeres emprendedoras".

Entrepreneur. "6 Global Trends Reveal How Women Are Redefining Entrepreneurship".