CPPC: conoce más sobre esta variable financiera

Publicado el 16 de Septiembre 2019 a las 2:06 PM

El CPPC es la tasa de retorno mínima exigida a los nuevos proyectos de inversión. Permite a las organizaciones evaluar la rentabilidad de un proyecto o valorizar una empresa, lo que genera valor agregado a los accionistas.

1500x844_cppc_finanzas.jpg

La competitividad de una organización se mide por la cantidad de proyectos exitosos que tiene en el mercado. Para evaluar su conveniencia económica y estratégica, las compañías utilizan el costo promedio ponderado de capital (CPPC). "Es la tasa promedio ponderada de las fuentes de financiamiento (deuda: costo efectivo de la deuda después de impuestos; y capital: costo de oportunidad) de un proyecto o una empresa". Así lo indica Arturo García Villacorta, docente del Diploma Internacional en Finanzas Corporativas 2019-3 en ESAN.

Las fuentes de financiamiento de una organización son dos: externas e internas. En las primeras, se encuentran aquellas fuentes que provienen de los proveedores, entidades financieras, hipotecas, pasivos laborales, entre otros. Mientras que las fuentes internas provienen de los accionistas y de las utilidades generadas por la compañía.

El CPPC, desde el punto de vista financiero, es la tasa de retorno mínima exigida a los nuevos proyectos de inversión, de tal forma que permita mantener el valor de las empresas. "Se utiliza para traer a valor presente los flujos futuros del proyecto o de la compañía, para evaluar la rentabilidad de un proyecto o para valorizar una empresa", detalla García. Por ende, si la tasa de rentabilidad del proyecto es mayor al CPPC, significa que se está agregando valor económico a la organización.

¿Cómo calcular el costo promedio ponderado de capital?

Para el cálculo del CPPC, solo se consideran los activos permanentes de la compañía, también conocidos como los activos estructurales o los de largo plazo. Por ende, todos los activos pasivos espontáneos no deben ser tomados en cuenta (salarios de los colaboradores, impuestos por pagar y cuentas por cobrar). Para calcular el costo promedio ponderado de capital, se aplica la siguiente formula: CPPC=Ke E/(E+D) + Kd (1-T) D/(E+D)

  • Ke: coste de fondos propios
  • Kd: coste de la deuda financiera
  • E: fondos propios
  • D: deuda financiera
  • T: tasa impositiva

Todos los valores son conocidos de antemano, menos el Ke. Para obtenerlo, es necesario utilizar el método CAPM (Capital Asset Pricing Model). La fórmula para calcularlo es la siguiente: Ke = Rf + [E[Rm] - Rf] x B

  • Rf: rentabilidad del activo sin riesgo
  • E[Rm]: rentabilidad media del mercado
  • B: riesgo de mercado de un activo

Para determinar el Rf, se toman en cuenta los activos emitidos por los bancos centrales o el país de alta calificación crediticia. Para obtener el E[Rm], se hace una predicción de rentabilidad estimada en 10 años para evitar posibles distorsiones de corto plazo. Por último, B es el comportamiento del sector respecto al mercado.  

Si la tasa libre de riesgo, la rentabilidad esperada del mercado, el riesgo de mercado de un activo, el nivel de endeudamiento y el coste financiero es mayor, el CPPC será mayor. Sin embargo, si se reduce la tasa impositiva y el nivel de fondos propios, el CPPC será menor.

La principal ventaja del costo promedio ponderado de capital es que permite a las organizaciones determinar el costo de la inversión en un proyecto, independientemente de las fuentes de financiación que posea. De este modo, se podrá determinar la tasa de rendimiento y generar valor agregado a los accionistas.

Si quieres saber más sobre este tema, participa del Diploma Internacional en Finanzas Corporativas 2019-3 en ESAN.

Fuentes:

Entrevista a Arturo García Villacorta, docente del Diploma Internacional en Finanzas Corporativas 2019-3 en ESAN.

CCPM. Boletín Finanzas y Sistema Financiero. Análisis del Costo Promedio Ponderado de Capital".

Gestión. "El Costo Promedio Ponderado de Capital (WACC)".

Empresa actual. "Qué es el WACC y para qué sirve".