Gestión de la innovación en el sector salud: claves para lograrlo

Publicado el 13 de Febrero 2020 a las 4:24 PM

Las innovaciones tecnológicas amplían los espectros en los que una organización puede desarrollarse. En las instituciones de salud son fundamentales para alcanzar el bienestar social y la cura de enfermedades.

1500x844_gestion_innovacion_salud.jpg

El término "innovación" es cada vez más popular en el vocabulario empresarial; este se reconoce como uno de los pilares de éxito de cualquier organización en el siglo XXI. La gestión de la innovación, especialmente en la prestación de servicios en el sector salud, debe ser una prioridad para otorgar atención efectiva y de calidad.

¿Qué es la gestión de innovación?

Este tipo de gestión, sin importar el rubro en el que se dé, implica el desarrollo de proyectos, productos o servicios en una compañía. Este proceso inicia con una fase de ideación, luego se evalúa la viabilidad, se prototipa y experimenta, hasta que culmina con la implementación exitosa.

La gestión de la innovación abarca decisiones y actividades en la elaboración de una estrategia que optimice procesos o que genere otro tipo de valor agregado a la organización. En la sociedad de la información y la transformación digital, apostar por la innovación ayuda a generar nuevos modelos de negocio, crear nuevos productos, servicios y tecnologías diseñadas específicamente para el mercado.

Por supuesto, una adecuada gestión deja satisfechos a los clientes y al equipo humano. Esta es una de las claves para mantenerse vigente en un contexto en constantes cambios.   

Gestión de innovación en instituciones de salud

El conocimiento científico y las nuevas tecnologías constituyen una fuente de beneficios para las organizaciones. Al respecto, Lydia Arbaiza, docente de la Maestría en Gerencia de Servicios de Salud de ESAN, menciona "en el mundo del sector salud se investiga bastante. Estas investigaciones se convierten en un beneficio tanto para los doctores como para los pacientes. Las diferentes publicaciones son referentes para aquellos que están atendiendo pacientes".

En el Perú, por ejemplo, según estudio de Comex Perú, se ha incrementado el presupuesto asignado al sector Salud en un 63.4 %, de este monto más del 70 % aborda temas de salud individual, esto es, acciones que se orientan a la recuperación y rehabilitación de la salud de las personas. Mientras que un 6 % y 7 % es destinado a la promoción y prevención de riesgos y daños en la salud colectiva. 

Un ejemplo de innovación dentro de este rubro es la utilización de la historia clínica electrónica, que es el registro mecanizado de los datos sociales y médicos de un paciente, obtenidos de manera directa o indirecta. Este registro se actualiza constantemente con la visita del paciente y con sus respectivos cambios de sintomatología.

"Se trata de un avance importante. Antes todo era más complicado porque era manual. Este proceso ha simplificado bastante este tema", añade la especialista de ESAN en torno al uso del historial clínico electrónico. Así mismo, la innovación también se manifiesta en la puesta en práctica de nuevos procedimientos que incluyan, por ejemplo, la presencia de la robótica.

"En salud se investiga, se desarrolla, se trabaja una serie de elementos", indica la profesora Arbaiza. "Muchas instituciones aplican el proceso de covalor, innovación y creatividad, que tiene que ver con la salud del cliente externo, es decir, del paciente. Esto se nota en la implementación de sistemas y modelos nuevos".

"Otro problema importante que necesita ser tratado son las colas en las instituciones de salud. Estas colas duran mucho. El objetivo tiene que ser reducir el tiempo y aprovecharlo en otras áreas", señala la especialista de ESAN. "También ayuda a la innovación la prioridad que le asignes a la investigación, esta gestión favorece los diferentes programas de salud y las alianzas institucionales".  

La gestión de la innovación en el sector salud implica definir un plan estratégico que esté alineado a objetivos macro, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y micros, más enfocados a la empresa en sí y a su contexto. Una vez que se tenga este plan, se pueden desarrollar ideas para mejorar productos, servicios y procesos, muchas de ellas basadas en la investigación académica reciente.

 La innovación requiere desarrollar proyectos y gerenciarlos apropiadamente para optimizar sus resultados. Los sistemas de gestión deben ir adaptados a las necesidades de estos proyectos para así generar resultados en el tiempo deseado.

Si quieres aprender más sobre las diversas maneras de gerenciar en el sector salud, participa en la Maestría en Gerencia de Servicios de Salud de ESAN.

Fuentes:

José Antonio Sacristán del Castillo; Tatiana Dilla. "El valor de las innovaciones médicas"

Gerardo Fernández Soto; Carolina Arráiz de Fernández. "Investigación en enfermería, innovaciones tecnológicas y su importancia en la transversalidad curricular"

Scielo: Gestión de la innovación en los servicios de salud pública

Entrevista al docente de ESAN Lydia Arbaiza.