Cadenas de suministros de instituciones hospitalarias: algunas recomendaciones

Publicado el 8 de Mayo 2020 a las 1:17 PM

Las cadenas de suministros de las instituciones hospitalarias son de suma importancia durante la crisis. Estas son algunas recomendaciones para un buen desempeño.

1500x844_imagen1.jpg

La crisis por coronavirus ha removido la realidad de muchos rubros, uno de ellos es el sanitario. Las instituciones hospitalarias se han visto en la necesidad de repensar sus estrategias con respecto a la cadena de suministro, desde la producción hasta los tiempos y modos de traslados.

Una correcta gestión de la cadena de suministros de las organizaciones sanitarias contribuye a la prevención y el trato de enfermedades graves, así como, en una situación normal y de emergencia, que aumenta la satisfacción final de los usuarios. La distribución de productos y medicinas, en tiempos de pandemia, debe hacerse de forma coordinada, precisa y con las medidas de seguridad necesarias.

Entre algunas recomendaciones para garantizar el desempeño eficiente de la cadena de suministros de instituciones hospitalarias se encuentran:

Promover la creación de suministros desde distintos proveedores

Ante una crisis como la actual, es responsabilidad de todos los agentes relacionados a la producción de material médico, tanto del sector privado como del público, garantizar el circuito de producción. El desabastecimiento ha ocasionado que muchas empresas, con capacidad productiva y materia prima, se sumen a la creación de productos médicos que puedan ser usados durante la emergencia sanitaria, por lo que su esfuerzo implica la creación de un nuevo tipo de proveedor, aunque sea temporal.

Por lo anterior, es importante contar con un modelo colaborativo que contribuya a la adquisición de los elementos médicos necesarios y a su transporte seguro hasta las instituciones que los requieran.  En estos momentos, también es de suma importancia los mecanismos de solidaridad: compartir recursos para combatir la pandemia.

Manejar un sistema de información centralizado y actualizado

Durante la emergencia sanitaria se ha hecho evidente la necesidad de transformar digitalmente algunos de los componentes de las cadenas de suministros de las instituciones hospitalarias. Por ejemplo, es necesario contar con una estandarización en el manejo del inventario, de preferencia en la red, así como manejar la posibilidad de geolocalizar los envíos en tiempo real.

Si se sabe con propiedad la disponibilidad del stock y se maneja un pronóstico de demanda real, el envío de suministros puede realizarse de forma eficiente, especialmente a los puntos críticos donde se necesitan con urgencia. Esto también incide de forma positiva en la recuperación de medicamentos sobrantes o equipos móviles que puedan ser usados en otros servicios e instituciones.

Para el Comité CEL de Logística Sanitaria de España, una de las recomendaciones más importantes sobre este tema es "definir y desarrollar un 'Catálogo de Bienes y Servicios Único' a escala nacional", de forma que se manejen las mismas nomenclaturas en los inventarios y en la red de distribución. Esto facilitaría la compra de los suministros y la actualización permanente de su disponibilidad.

El profesor Guillermo Alva, del seminario online de Gestión de compras y de inventarios en instituciones de salud de ESAN, explica que es necesario tener un inventario de seguridad. Esto implica saber cuántos productos se debe tener en inventario para estar abastecidos hasta que el proveedor pueda hacer la entrega de los nuevos productos, con el fin de estar preparados y garantizar un proceso eficiente. "No todo se tiene que comprar a la misma vez, ni en la misma cantidad", explicó.

Identificar y evaluar a los proveedores

Debido a la alta demanda y a las restricciones instauradas por diversos países, muchos proveedores internacionales de suministros médicos no pueden distribuir su mercancía. Ante este escenario es fundamental contar con una red de proveedores locales que pueda readaptar su producción y presentare como una alternativa segura.

La falta de respuesta de los proveedores habituales puede ocasionar malestar y un desbarajuste en la cadena de suministro, pero no debe ser un factor determinante para detener la operatividad. Nuevamente, la solidaridad y la cooperación se hacen fundamentales para abastecerse en este panorama exigente.

La fabricación local puede traer acuerdos beneficiosos para todos, entre ellos, reducción de los tiempos de traslados y una mejora económica.

Considerar alternativas de transporte y almacenamiento

Optimizar los costos logísticos y garantizar la eficiencia de servicios es parte de los objetivos de la logística. Si bien existen diversas restricciones actualmente para manejar de forma adecuada el traslado de los suministros, es importante reflexionar en torno a las alternativas disponibles.

Dada la crisis sanitaria, el Gobierno ha puesto a disposición recursos de transporte que puedan facilitar el envío de suministros. De igual manera, se pueden rediseñar rutas de transporte, en colaboración con todos los agentes del sector, para reducir costos y tiempos de entrega.

Por otro lado, el almacenamiento debe ser llevado de manera estricta, de forma que al tener control sobre el stock no se caiga en la sobrestimación de inventario.

El profesor Alva explica que el costo de almacenamiento es algo a tener en cuenta porque, muchas veces, "por querer bajar el precio se compra mayor cantidad de algún producto, pero esta acción implica también almacenar más cantidad y el costo de almacenamiento se vuelve muy alto. Hay que tener en cuenta que se puede malograr o se puede perder. Además, esa área requiere seguridad y condiciones adecuadas. Hay que tener equilibrio".

Se hace importante destacar que los procesos de atención a los pacientes conllevan una gran cantidad de actividades operativas en circunstancias regulares, ahora, este esfuerzo ha aumentado exponencialmente debido a la pandemia. Por esto, la gestión de inventarios, la comunicación apropiada con proveedores y con las redes de distribución son factores claves para salir airosos de la crisis.

Identificar oportunidades y hacer uso de los recursos disponibles es esencial para la logística hospitalaria actual. Los flujos de información, gestionados de forma correcta, y el manejo de suministros en el tiempo y momento adecuados reducirán la cantidad de vidas que se ponen en riesgo.

Si deseas conocer más sobre este tema, participa en el Seminario Online Gestión de compras y de inventarios en instituciones de salud de ESAN.

Fuentes:

Andrea Rodríguez Moreno. Implementación de Lean Healthcare: aplicado a la cadena de suministro en el sector hospitalario.

Karen Moons; Geert Waeyenberghb; Liliane Pintelona. Measuring the logistics performance of internal hospital supply chains - A literature study.

Jessica Chávez Solís. Logística hospitalaria en dos establecimientos nacionales de EsSalud, 2019.