Soporte emocional en tiempos de COVID-19

Publicado el 17 de Febrero 2021 a las 8:35 PM

El bienestar emocional de la población ha sido vulnerado por la pandemia. ¿Cuál es el rol del Estado y de los establecimientos de salud en medio del riesgo psicológico que suponen la crisis sanitaria y las medidas restrictivas?

1500x844_soporte_emocional_tiempo_covid.jpg

El sistema de salud peruano no solo se enfrenta al enorme reto de salvaguardar la integridad física de las personas, sino también de velar por su salud emocional, que se ha visto gravemente afectada por las medidas tomadas para contrarrestar el avance de la COVID-19.

El teletrabajo, el aislamiento, el distanciamiento -que hace imposible reunirse en familia- y el temor a contagiarse, le han abierto paso a la ansiedad, la angustia, el aburrimiento, la frustración y la depresión, las cuales -en determinados grupos humanos- generan un mayor nivel de estrés y preocupación.

De acuerdo al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la acumulación del estrés en situaciones de confinamiento puede provocar:

  • Sentimientos de temor, enojo, tristeza y preocupación.
  • Cambios en el apetito, en los niveles de energía y en los deseos e intereses.
  • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones.
  • Dificultad para dormir o pesadillas.
  • Reacciones físicas: dolores de cabeza, dolores corporales, problemas estomacales y sarpullido.
  • Agravamiento de problemas de salud crónicos.
  • Mayor consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias.

"En este sentido, el cuidado de la salud mental de los trabajadores de una empresa resulta preponderante, a través de campañas de sensibilización, consejos psicológicos, talleres virtuales, implementar estrategias de resilencia organizacional y/o coaching sanitario, para sobrellevar estos temas y controlar la ansiedad y el estrés", afirma Jorge Cordero, docente del Taller online Dirección y organización de hospitales y servicios de salud de ESAN.

Para evitar, mitigar y combatir estos escenarios y sus consecuencias, existen alternativas saludables que el CDC recomienda seguir:

Descansar de mirar, leer o escuchar las noticias relacionadas a la crisis

En la televisión, el diario, la radio y las redes sociales abunda la información valiosa, como también el contenido sensible y crudo que, en estos casos, debe limitarse (mensajes de despedida a seres queridos, aumento en las cifras de contagios, impertinencia de grupos de personas ajenos a la realidad, etc.).

De acuerdo a un estudio realizado por Digital Commerce 360, las plataformas Facebook (20 %) y Twitter (12 %) son las que los usuarios suelen evitar más cuando se sienten sobrecargados de información referida a la COVID-19. Sin duda, esto representa un buen punto de partida en cuanto a los canales que se pueden evitar una vez que las necesidades informativas de la persona han sido cubiertas. 

Cuidar el cuerpo

Este aspecto no solo sugiere el cuidado del organismo para el fortalecimiento del sistema inmunológico, sino que también se extiende a los beneficios emocionales que brindan las rutinas de meditación, ejercicio, una dieta balanceada y el cumplimiento de los espacios destinados al descanso y el sueño.

Un informe de BMJ Journals sobre la actividad física en pandemia arrojó que es posible mejorar la salud mental con una rutina de dos horas y media a cinco horas de ejercicio por semana. A su vez, la realización de esta serie de actividades mejora la calidad del sueño y fortalece el sistema inmunológico, entre otros beneficios.

Practicar actividades de disfrute

Es importante resaltar y promover las actividades que permitan el relajo, la risa y la experimentación de sensaciones liberadoras y emotivas. De acuerdo a la BBC, las actividades más practicadas en la pandemia son: mirar películas vía streaming (57 %), cocinar (45 %), leer (44 %), ejercicio In-door (31 %) y aprender una nueva habilidad (14 %).

Comunicarse con otras personas

Si bien el aislamiento ha imposibilitado las reuniones y parte del contacto humano, no ha acabado con todas las vías para acercarnos a otros. Tener la libertad de convocar una reunión virtual con amigos o de llamar por teléfono a personas de entera confianza para compartir inquietudes y/o logros ayuda a reducir el impacto negativo de la distancia física.

¿Qué rol y qué acciones han tomado el Estado Peruano y los establecimientos de salud en el soporte emocional del ciudadano?

El rol del Estado y de los entes encargados de velar por la salud física y emocional de las personas debe ser el de vigilar las necesidades de la población y tomar medidas eficaces para cubrirlas. "Según la Dirección de Salud Mental del MINSA, 7 de cada 10 personas señala haberse sentido angustiados durante esta pandemia, siendo el malestar mayor en los niveles socioeconómicos D y E, Adultos Medios y Adultos Mayores; trabajadores independientes y quienes no están trabajando, así como entre las mujeres", asegura Jorge Cordero, docente del Taller online Dirección y organización de hospitales y servicios de salud de ESAN.

Por ello, es importante implementar algunas medidas para cuidar a la población, entre las cuales destacan:

  • Incorporación de líneas de teleconsulta, teleatención y teleorientación para seguir tratando a los pacientes con problemas de salud mental diagnosticados antes de que la pandemia y las medidas restrictivas para combatirla aparezcan.
  • El uso de la línea 113 (opciones 3 y 5) para brindar soporte emocional a la población y al personal de salud que se halla igual de afectado, estresado y muchas veces deprimido por el contexto actual.
  • La creación de Centros de Salud Mental Comunitarios, que continúan funcionando y realizando sus actividades de manera virtual o presencial (cuando el caso lo amerita), con el fin de brindar ayuda a aquellas personas que padecen algún trastorno mental y que necesitan hallarse en un ambiente de bienestar social.

Un ejemplo de este último punto es el Centro de Salud Mental Comunitario 'Virgen Santísima de la Cruz' ubicado en Ate e inaugurado el 22 de enero del presente año. Con dicho establecimiento, Lima Este ya suma 7 de este tipo: Ate (2), El Agustino (2), Santa Anita (1), La Molina (1) y Cieneguilla (1).

Conoce más sobre este y otros aspectos concernientes al bienestar físico y emocional de la población en el Taller online Dirección y organización de hospitales y servicios de salud de ESAN.

Autor:

César Cordero, docente del Taller online Dirección y organización de hospitales y servicios de salud. 

Fuentes: 

Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades: Sobrellevar el estrés

MINSA inaugura centro de salud mental comunitario que brindará soporte emocional durante la pandemia

Cuidado y autocuidado de la salud mental en tiempos de COVID-19

COVID-19 is changing how, why and how much we're using social media

Stay physically active during COVID-19 with exercise as medicine

Coronavirus: Eight things that have kept us going in lockdown