Empleabilidad: Manejando una red con tacto

user-pic

A lo largo de la vida, los seres humanos interactuamos con otros de nuestra especie con quienes realizamos diversos roles. Uno de ellos es el del ámbito profesional. En este campo desarrollamos una red de contactos que, adecuadamente administrada, constituye una excelente herramienta para nuestro marketing personal. Terminada una relación laboral, una rápida y satisfactoria reinserción en el trabajo puede depender en gran medida de cuánto hayamos cultivado nuestra red de contactos.

Comencemos por la red tradicional. Haga una lista pormenorizada de sus contactos, clasificándolos por grupos. Para ello puede usar criterios de agrupación generales como "directamente empleadores" o "indirectamente empleadores". El primero puede estar compuesto por miembros de directorios, gerentes u otras personas en cargos en los que se toman las decisiones de contratación. En el segundo grupo considere aquellos contactos que pueden recomendar su incorporación a una organización.

También puede agrupar sus contactos usando criterios más específicos: ex compañeros de colegio, ex compañeros de universidad o pos grado, ex jefes, ex compañeros de trabajo, colegas, amigos, familiares, etc.

Teniendo clara la magnitud y características de su red de contactos, evalúe cuáles son las mejores formas de hacerles saber a cada uno de ellos acerca de sus avances y logros profesionales. Para ello, considere herramientas como un blog, messenger, correo electrónico, redes sociales virtuales (tipo facebook), etc. Si usted publica un artículo en un medio de comunicación, ¡hágalo saber a sus contactos!

Así como se incorporan estas herramientas modernas a la administración de su red de contactos, no deje de utilizar otras formas tradicionales como las llamadas telefónicas y las reuniones en persona. En ocasiones, un contacto directo puede resultar más efectivo para comunicar.

Hasta aquí hemos tratado acerca de su red tradicional. Actualmente tienen un desarrollo creciente las redes virtuales o e-Networking, como es el caso de Linkedin, la más amplia red de profesionales, asociaciones de profesionales y gremiales, estudiantes universitarios o de pos grado. Esta herramienta ha demostrado ser muy eficiente. Según un estudio de ExecuNet, un destacado buscador virtual de empleo ejecutivo y generador de contactos, la importancia de estas comunidades ha crecido hasta el punto que el 80% de los reclutadores utilizan buscadores virtuales para obtener información de candidatos y el 50% de ellos los eliminan como opciones al revisar sus perfiles o información en línea. Estas redes profesionales deben ser tomadas como complemento a la red tradicional, según señala la consultora DBM (Diario Gestión, 13/05/09).

La diferencia entre ambos tipos de redes, la tradicional y la virtual, es clara. A quienes integran la primera, usted los conoce; a los de la segunda, no necesariamente. Pero tanto a unos como a otros usted debe hacer saber de sus avances y logros profesionales. Y aquí mencionamos una frase muy empleada en el manejo de la imagen corporativa, también válida para el marketing personal: No basta con hacer las cosas bien, hay que comunicarlas.

Imagen por:  ribarnica - MSF0017



Auspicios