Cuidado con el Síndrome de "Burnout" en las organizaciones

user-pic

Oscar suele llegar tarde o faltar mucho al trabajo. Se ve cansado y luego se dirige a su cubil sin saludar a sus compañeros. Enciende la computadora y parece estar pensando en cualquier otra cosa menos en las tareas del día. Si alguién pregunta cómo está, la respuesta será un "ocúpate de tus asuntos".

Si alguna vez escuchaste que algún colaborador ha presentado fatiga excesiva, irritabilidad, absentismo laboral, baja concentración, distanciamiento afectivo del equipo de trabajo, actitudes que propician el conflicto laboral, así como bajo rendimiento, quizá podría estar padeciendo el Síndrome de Burnout o síndrome de desgaste profesional.

Este síndrome a veces pasa desapercibido por los directivos e incluso por los pares, atribuyendo algunas veces dichas características sólo a actitudes negativas del colaborador, es decir, buscando causales internas que finalmente se ven reflejadas en su bajo desempeño laboral. Sin embargo, es necesario tomar en cuenta y estar atentos a dichos comportamientos pues impactan directamente en la calidad de vida personal y laboral del colaborador.

Diversos estudios indican que cuanto más se controla a los colaboradores, mayor es la desmotivación que les puede llevar a casos de burnout.  Por ello resulta importante tomar en cuenta algunas sugerencias que involucran la búsqueda de una tendencia comunicacional horizontal, en la que los colaboradores puedan mostrar mayor autonomía en sus actividades laborales.

También contribuyen las promociones justas y transparentes, teniendo en cuenta líneas de carrera y desarrollo profesional que ayuden a motivar al trabajador y a esforzarse para el logro de su realización profesional. Si a esto se suma el apoyo en la formación y el fomento de un clima laboral favorable, entonces tendremos menor probabilidad de que nuestros colaboradores presenten este síndrome.

Si bien podría parecer utópico que alguna vez nuestros colaboradores no presenten las características del síndrome de burnout, no lo es, pues con buenos ambientes laborales, es posible lograr que aparezca lo menos posible en nuestras organizaciones.



Auspicios