Los problemas para gobernar una empresa familiar

user-pic

Una estructura corporativa es necesaria para competir a nivel mundial, pero este tipo de compañías son vulnerables a los conflictos entre parientes por el control de la firma, dice la especialista mexicana Karina Cuevas en un artículo publicado por CNN Expansión.

La experta señala que en varios aspectos, las debilidades de las empresas familiares son su mayor resistencia al cambio, la falta de disciplina propietaria y una mayor vulnerabilidad ante los conflictos familiares.

"En este tipo de empresas se requiere que la estructura de gobierno trate asuntos relacionados, entre otros, con los planes de sucesión, participación de asesores externos para el desarrollo de estrategias de negocio, empleo de profesionales a nivel directivo en la empresa, definición de reglas adecuadas de contabilidad y calidad de los procesos de auditoría, y disposición de recursos para la aplicación de controles que funcionen eficientemente", añade.

Sin embargo, prosigue Karina Cuevas, la profesionalización de la estructura de gobierno en la empresa familiar se ve influida por aspectos culturales que pueden en el mejor escenario dirigir y mejorar de manera positiva los desafíos a que se enfrenta la sociedad en su entorno o, en el peor de los casos, interferir o generar obstáculos para su adecuado desarrollo.

Advierte que dentro del peor escenario, los aspectos culturales pueden generar problemas que reduzcan la posibilidad de supervivencia de la empresa a más largo plazo.

"Dichos problemas pueden ser: la ejecución de roles poco apropiados de los miembros de la familia en la organización, definición de estructuras organizacionales ineficientes, excesos de miembros familiares en la empresa, inadecuadas políticas de remuneración, generación de un clima organizacional poco propicio para el desarrollo, comunicación deficiente, y luchas de poder por el control de la compañía".

Al respecto, Lydia Arbaiza, profesora de ESAN, comentó que en el mundo de las empresas familiares se presentan efectivamente conflictos entre los aspectos familiares y comerciales como indica la señora Cuevas. "Aquellas empresas que han podido crecer y expandirse han encontrado el camino en superar esas diferencias", subrayó.

Añadió que en nuestro medio, por lo general, una empresa familiar suele ser una pequeña empresa. Sin embargo, estas empresas no tienen un techo predeterminado para su crecimiento. "Lo importante para que estas organizaciones puedan crecer y superar los límites de su tamaño, está relacionado con diversos aspectos algunos similares a las que afectan al resto de las empresas no familiares: como por ejemplo el desarrollo de una estrategia de negocios ad hoc, la disponibilidad de los recursos financieros, humanos, logísticos, la calidad del producto o servicios, el management de la organización, el entorno en el que se desenvuelve, etc. y otras especialmente relacionadas con la prevención de los posibles conflictos entre los intereses de la empresa por un lado y de la familia por el otro".



Auspicios