El líder nace y se hace

user-pic

Dadas unas circunstancias específicas, una persona que no presenta ningún comportamiento de líder, de pronto emerge como líder natural. El liderazgo es un proceso de aprendizaje.

La XXII Semana Internacional de ESAN contó con la participación del profesor Carlos Alsua, quien dicta en la Universidad de Alaska Anchorage. Su curso fue Liderazgo para ejecutivos, desarrollado sobre la base de su amplia experiencia en materia de liderazgo internacional, gerencia global, motivación en un contexto internacional y la implementación de prácticas de gerencia en economías en vías de desarrollo.

En la introducción de su curso usted señala que entre los libros de autoayuda y el liderazgo efectivo hay una diferencia, entre lo popular y lo científico...

Cierto, pero no lo digo con un tono peyorativo. Lo que digo es que cualquier persona que quiera saber sobre liderazgo puede ir a una librería y adquirir un libro sobre cómo ser mejor líder. Lo que yo propongo con este curso es ir más allá de eso. Si compramos un libro de autoayuda encontraremos una lista de cosas para hacer. Eso tiene su valor.

Pero también tiene sus limitaciones...

Así es. Un texto así es como un conjunto de recetas para quien no sabe cocinar. Pero si uno quiere ser cocinero, no buscará recetas. Si me gusta la cocina debo mezclar los ingredientes, empezar a probar, a crear. Lo mismo ocurre con el liderazgo. Queremos dar un paso más, ir más allá de las recetas, pasar de un nivel popular hacia un nivel más profundo. No dar recetas sino generar la capacidad de liderar.

En consecuencia, no existe la receta para ser un líder...

Hay distintas escuelas. Hay algunas que dicen que no y otras dicen que sí. Hay quienes sostienen que todos podemos ser líderes, que para ello no se nace pues el líder se hace. Otros señalan que el líder nace, que existen determinadas cualidades para asumir el liderazgo que no se pueden aprender.

Carlos Alsua¿Y cuál es su punto de vista al respecto?

A lo mejor todos tienen razón: el líder nace y se hace. Dadas unas circunstancias específicas, una persona que no presenta ningún comportamiento de líder, de pronto emerge como líder natural. Es un proceso de aprendizaje. Lo que hago en mi curso es alimentarnos acerca de lo que sabemos sobre liderazgo pero también de lo que no sabemos. No se trata de hacer una receta, para que así los participantes puedan evaluar y ser más críticos.

En lugar de ser un entrenador que le da una rutina de entrenamiento a los participantes, el rol que busco desarrollar es el de un coach con capacidad de entender los procesos que conducen a mejorar la capacidad de liderazgo. No se trata de enseñar rutinas de entrenamiento con ejercicios determinados, sino a aprender a crear rutinas específicas para necesidades específicas.

Para adquirir las capacidades de un líder, bien podríamos recurrir a las extensas librerías que existen sobre esa materia. Sin embargo, el profesor Carlos Alsua recomienda adentrarnos en el tema y buscar las bases científicas del liderazgo para poder generar la capacidad de liderar. ¿Usted qué opina: el líder nace o se hace? ¿O nace y se hace?



Auspicios