E-learning, evaluando al profesor digital

user-pic

Hoy más que nunca el proceso de capacitación para el desarrollo del personal es fundamental. Hacerlo virtualmente se presenta como una de las alternativas, pero esto implica una serie de ventajas y desventajas.

Tradicionalmente, la forma más usada de capacitar al personal de una organización era en forma presencial. Sin embargo, poco a poco se ha ido cediendo terreno a una nueva forma aprovechando la tecnología, llamada e-learning. 

Sin embargo, este modelo e-learning no está siendo muy aceptado; debido a que la interacción entre el profesor y el participante, o la interacción entre los participantes es muy relevante para que se construya el aprendizaje.  Por ello, los modelos de aprendizaje combinados (presencial y e-learning) son los más aceptados.

Una de las ventajas de la capacitación virtual es la flexibilidad en tiempo y lugar al desarrollar la capacitación. Ya no es necesario que el jefe de capacitación tenga que realizar numerosas coordinaciones con los jefes de otras áreas para lograr reunir a un grupo de colaboradores en un lugar y horario determinados.

Cada participante podrá intervenir indistintamente desde su casa u oficina, y ser flexible al dedicarle su tiempo. Otra ventaja es que los participantes pueden desarrollar su aprendizaje a su propio ritmo; es decir, leer los materiales en los momentos que consideren más convenientes, sin mayores presiones. 

De esta manera, si lo hacen a conciencia, podrán asimilar mejor los conocimientos que se ponen a su alcance. Una clase grabada en video y difundida por YouTube puede ser vista y escuchada todas las veces que el alumno desee. Pero por otro lado la capacitación virtual tiene una gran desventaja. 

Con ella no hay mucha interacción entre los participantes, sino se utiliza herramientas como el chat, foros de discusión  o las redes sociales. Encerrados cada uno en casa u oficina, vinculados directamente con sus computadoras personales, los colaboradores casi no intercambian opiniones entre sí sobre los temas que son materia de capacitación.

Este aislamiento se puede afrontar mediante el aprendizaje combinado, en los que a manera de congreso se desarrollen o refuercen ideas centrales y/o complementarias a las impartidas en el curso. El aprendizaje combinado se caracteriza en la que los objetivos de aprendizaje no son la mera transmisión de conocimientos sino también porque permiten compartir experiencias.

Para determinar la proporción correcta de cada modalidad intervienen diversos factores contextuales: los objetivos de aprendizaje, el tipo de aprendizaje (cognoscitivo, afectivo), la dispersión de la población, el perfil de los participantes, los objetivos empresariales, la cultura organizativa, etc. 

¿Cuál considera usted que es el mejor método para capacitar a los colaboradores de una organización? ¿El e-learning únicamente? ¿La capacitación presencial? ¿O una combinación de ambos? ¿Por qué?



Esta entrada contiene un artículo de:
Kety Jáuregui
Profesora en el área de Administración. PhD in Management, IESE, Universidad de Navarra, España. Master en Sistemas de Información, ITEMS, Campus Monterrey, México. PADE en Administración, ESAN, Perú. Ingeniera Industrial, Universidad Nacional de Ingeniería de Lima, Perú.
Profesora de la Maestría en Organización y Dirección de Personas de ESAN
Auspicios