Logística, la columna vertebral de la empresa

user-pic

El objetivo de la logística es la satisfacción de la demanda en las mejores condiciones de servicio, coste y calidad. Y para poder cumplir con la misión y los objetivos que busca la logística empresarial es necesario apoyarse en la logística de la información.

La logística puede ser definida como el proceso científico y estratégico de la cadena de abastecimientos que planifica, implementa y controla el flujo y el almacenamiento eficaz y eficiente de los bienes y servicios, así como de la información relacionada desde el punto de origen al punto de consumo, con el objetivo de satisfacer los requerimientos de los consumidores en la cantidad, en el lugar y en el tiempo correcto, de tal modo que la actual y futura rentabilidad sean maximizados.

En el caso de la logística empresarial, su misión fundamental consiste en colocar los productos adecuados (bienes y servicios) en el lugar apropiado, en el momento preciso y en las condiciones deseadas, contribuyendo lo máximo posible a la rentabilidad de la empresa.

El objetivo de la logística es la satisfacción de la demanda en las mejores condiciones de servicio, coste y calidad. Para ello se encarga de la gestión de todos los medios necesarios para alcanzar este objetivo: superficies, medios de transporte, informática, etc. y moviliza tanto los recursos humanos como los financieros que sean adecuados.

Para poder cumplir con la misión y los objetivos que busca la logística empresarial es necesario apoyarse en la logística de la información, que ayuda a tomar decisiones oportunas y contribuye a la competitividad de las empresas en un constante mundo cambiante, convirtiéndose en un arma estratégica para las empresas dado que les permite tener el control oportuno de la información a lo largo de todos los procesos logísticos. 

De esta manera, la logística en el mundo de hoy es la columna vertebral de toda empresa. Es arte y ciencia a la vez. Más allá del ámbito empresarial, la logística está presente en la vida cotidiana de los seres humanos. Por ejemplo, siempre tenemos que evaluar aspectos como el tiempo que nos tomará llegar a una cita, los costos de transporte para movilizarnos, o el costo de asistir a una feria. 

Ahora con tantos accidentes terrestres los usuarios evalúan cada vez más la calidad del servicio, las garantías y la seguridad de las empresas de transportes.  Asimismo, el presupuesto familiar está directamente relacionado con la logística.

La logística también puede ayudar mucho a reducir el daño al medio ambiente. En Europa, el tráfico de camiones en las autopistas está sujeto a mayores restricciones. Austria ha prohibido parte del tráfico de camiones durante el fin de semana. Los trenes son usados con mayor frecuencia para transportar bienes porque se gasta menos energía. 

Ante la mayor preocupación por la contaminación sonora, algunos países desarrollados están cambiando sus flotas de aviones por naves menos ruidosas y los aeropuertos se están ubicando en zonas menos pobladas. Así, el cuidado del medio ambiente está modelando la industria.

En Perú, las empresas deberían aplicar también la logística inversa, que se encarga de la recuperación y reciclaje de envases, embalajes y residuos peligrosos. El gobierno podría dar incentivos tributarios a todas las empresas que desarrollen este tipo de logística y contribuyan a la reducción de la contaminación de nuestro medio ambiente.

¿En su empresa también se trabaja teniendo esta visión acerca de la logística?



Esta entrada contiene un artículo de:
José Caballero Jesús
Profesional en Negocios Internacionales con Post grado en Logística Internacional. Reconocido en el ámbito empresarial y público por la amplia experiencia y conocimiento en las áreas de transporte internacional, administración, comercio exterior, logística internacional, compras locales e internacionales, etc.
Profesor de la Maestría en Supply Chain Management de ESAN
Auspicios