De gerente de TI a CIO, una evolución necesaria en el Perú

user-pic

Hay que marcar una diferencia entre lo que es realmente un Chief Information Officer (CIO) y lo que en muchas empresas se define como el gerente o jefe de tecnología de información (TI). No se trata de una simple diferencia semántica. Es una distinción muy marcada en cuanto a roles.

La principal diferencia es que el director/gerente o jefe de TI es el encargado de lograr la excelencia operativa de la organización mediante sistemas y tecnologías de información. Es decir, está más enfocado en la parte operativa. Sin embargo, el CIO, además de mantener la excelencia operativa, se encarga de promover la innovación organizacional basada en tecnología de información. 

Es alguien que busca no sólo satisfacer los requerimientos de información de las áreas de negocio de la organización, sino que trata de proponer nuevas soluciones en cuanto a procesos y productos. En ese sentido, no todas las empresas peruanas cuentan con un CIO en la actualidad. 

Si bien el papel del director/gerente de TI cada día cobra mayor importancia por su enfoque en la reducción de costos y la mejora de la productividad empresarial, el verdadero rol del CIO sólo se ve en pocas empresas del medio. El CIO es un director estratégico enfocado en lograr la innovación organizacional. En Perú recién estamos comenzando a ver aparecer esta nueva función de las áreas de TI.

Un CIO puede existir en una mediana o gran empresa ya que el rol estratégico de la tecnología de información para impulsar la innovación es un tema que se puede desarrollar en todo tipo de organización y de cualquier tamaño. Sin embargo, en la actualidad los CIO están mayoritariamente en grandes empresas porque en estas ya existen infraestructuras tecnológicas estabilizadas que permiten mantener la operatividad y continuidad del negocio. 

Si ya se tiene resuelta la parte operativa del negocio, es mucho más fácil pensar entonces en fortalecer la capacidad de innovación de la organización mediante el uso de tecnologías de información. Hoy, en un contexto tan competitivo, el no aprovechar las tecnologías de información para impulsar la innovación organizacional representa prácticamente un suicidio empresarial.

Ninguna empresa puede darse el lujo de mantener sus productos y servicios sin innovar. Precisamente el ciclo de innovación se puede acelerar con la tecnología de información. En ese sentido, una empresa que no cuente con un visionario de la innovación con tecnología de información está renunciando a su capacidad de crecimiento y de diferenciación en el mercado. En fin, estaría renunciando prácticamente a ser una empresa líder en el mundo de hoy.

En otras realidades, principalmente en Estados Unidos, muchos CIO llegan a alcanzar las gerencias generales, precisamente por su contribución al logro de  la innovación organizacional. En nuestro medio, hay pocos casos en los que los CIO se han convertido en gerentes generales. Por lo general, nuestros CIO trabajan más como asesores de los gerentes generales en distintos temas relacionados con la competitividad del negocio, incluyendo la innovación. 

En algunos casos se cree que el protagonismo de los CIO aumenta cuando hay procesos de fusión empresarial. Pero no es así, al menos no en un inicio, cuando la mayor preocupación es de índole operativa al tratar de integrar distintas plataformas tecnológicas y aplicaciones. En ese sentido, el rol del CIO no es tan relevante en un inicio, pero en una segunda etapa, en la cual la empresa ya está integrada, sí hay que pensar en cómo se van a sumar las fortalezas de las instituciones fusionadas para lograr ventajas competitivas. 

Aquí el papel del CIO puede ser fundamental. La integración de las plataformas tecnológicas será la base sobre el cual el CIO puede desarrollar su labor innovadora. 

Actualmente, los dedos de las manos nos sobrarían para contar el número de CIO que hay en el Perú, pero creo que esto cambiará significativamente en los próximos años, en vista que cada vez hay un creciente interés en aplicar tecnologías de información como herramientas de transformación organizacional en distintos sectores de negocios. En ese sentido, es muy probable que veamos cada vez más directores/gerentes de TI que evolucionen hacia el papel de CIO en las organizaciones donde se desempeñan.

¿Cree usted que habrá cada vez más CIO en las empresas peruanas?



Esta entrada contiene un artículo de:
Martín Santana Ormeño
PhD in Business Administration, Florida International University. MSc in Management Information Systems, École des Hautes Études Commerciales, Montreal, Canadá. Post Graduate Diploma in Computer Science, École Nationale Supérieure d'Informatique et de Mathématiques Appliquées, Grenoble, France.
Profesor de la Maestría en Dirección de Tecnologías de Información de ESAN
Auspicios