Frenazo renovable en España, ¿aceleración en el Perú?

user-pic

El Perú debería aprovechar la coyuntura actual en los países europeos y concretamente en España para convertirse en un país refugio de las inversiones renovables; crear las condiciones para que se realice un transvase de tecnología y recursos humanos altamente cualificado; entre otras razones.

La llegada al poder del Partido Popular en España ha significado la suspensión de los mecanismos de retribución de los proyectos en energías renovables y del proceso de pre-asignación de instalaciones renovables.

La decisión adoptada por el Gobierno del Partido Popular a través del Real Decreto Ley 1/2012 no ha considerado la importancia del sector renovable en España y no se ha realizado un correcto análisis del sector eléctrico nacional y mundial:

  • En el 2010, las energías renovables contribuyeron con 10000 millones de euros y el 1% del PIB nacional.
  • Las energías renovables, adicionalmente, aportaron 3200 millones de euros por efecto indirecto en otros sectores (maquinaria, componentes eléctricos).
  • En el 2010 se alcanzó 600 millones de euros en exportaciones de tecnología renovable. En el 2008, las exportaciones renovables superaron los 1200 millones de euros.
  • En el proceso de casación del mercado eléctrico generaron en el 2010 un ahorro de casi 5000 millones de euros. Entre el 2005 y 2010 ese ahorro superó los 9000 millones de euros.
  • En el 2010, las empresas de energías renovables dedicaron a I+D+I (Investigación + Desarrollo + Innovación) aproximadamente unos 300 millones de euros, casi un 4,5% de la contribución total del sector al PIB.
  • Las tecnologías renovables se abaratan año a año, mientras que el precio del petróleo y el gas se encarecen debido a un efecto combinado de especulación financiera, escasez del recurso, tensiones geopolíticas e incapacidad de cubrir la demanda.
  • Las centrales eléctricas termosolares emplean entre un 75% y 80% de componentes fabricados o con tecnología desarrollada en España. La planta Gemasolar, ubicada en Fuentes de Andalucía, en Sevilla, ha logrado ya producir electricidad durante 24 horas seguidas.
  • España cuenta con los centros tecnológicos y de investigación renovables más renombrados del continente europeo: CENER, ITER, BIMEP - Biscay Marine Energy Platform, la Plataforma Oceánica de Canarias, entre otros, son algunos de los centros más reconocidos a nivel mundial.       
  • La energía nuclear no es una opción debido a los elevados costos de las centrales nucleares - Olkiluoto -, a los recelos sociales por el peligro de explosión del reactor - Chernobyl - o a graves accidentes causados por fenómenos naturales - Fukushima -. 
  • Se imputa el déficit tarifario a las primas de los sistemas renovables. El coste del Sector Eléctrico se calcula en 29.000 millones de euros anuales. Un 38% corresponde al coste de la energía, un 25% se atribuye a los costes del Régimen Especial (donde se incluyen las renovables), un 19% se asocia a los costes de distribución, y así hasta una decena de partidas con porcentajes más pequeños. Es decir, el problema del déficit tarifario es un asunto de culpas compartidas y no sólo de las energías renovables.
  • Debería aclarase que el régimen de retribución actual permite a las centrales hidroeléctricas y nucleares recibir un beneficio adicional de 3.500 millones de euros (1.705 millones y 1.773 millones respectivamente en el 2010), si se anulase este beneficio extra se podría acabar con el déficit tarifario. En el 2010, el déficit tarifario en el sector eléctrico español alcanzó los 5.550 millones de euros.
  • Según las estimaciones de la Comisión Nacional de Energía, en el periodo del 2006 al 2010, la contribución al déficit tarifario de los beneficios sobrevenidos de las centrales nucleares y grandes hidráulicas son de casi 20.000 millones de euros. La modificación urgente del mecanismo de fijación de los precios de generación permitiría reducir drásticamente el déficit tarifario acumulado. 
  • En Dinamarca se acaba de aprobar un plan en el que se establece que la electricidad y el suministro de calor proceda sólo de energías renovables en 2035. El objetivo es que hacia el 2050, Dinamarca se librará definitivamente de los combustibles fósiles.

Lamentablemente, se repite la ralentización de la introducción de energías renovables en Canarias desde el 2007 al 2010, solo que ahora su aplicación es a escala nacional.

En Canarias, durante ese periodo la potencia eólica instalada se incrementó en 6 MW, de 133 MW a 139 MW. En las Islas Canarias, un lugar privilegiado en cuanto a recurso eólico prácticamente se paralizó todos los proyectos y solicitudes de proyectos existentes. 

Después del boom fotovoltaico en España, en Canarias solo se han instalado unos 140 MW de potencia fotovoltaica. En Canarias la radiación solar es muy superior a la peninsular, cerca de los 2000 kWh/m2.

En el 2010, la dependencia de las Islas Canarias de los recursos fósiles en el sector eléctrico alcanzó un 92%. En la península, más del 30% de la demanda anual de energía eléctrica es cubierta por recursos renovables.

En relación al cumplimiento del Plan Energético de Canarias (PECAN), también existe un gran retraso. A falta de tres años, está claro de que esos objetivos no serán alcanzados. 

Según  el PECAN, la potencia eólica instalada en el 2015 debería superar los 1000 MW. Los 139 MW actuales distan bastante del objetivo planteado, y ni que hablar del 30% de energía eléctrica de origen renovable. 

Queda claro que la actual política del Ministerio de Industria, Energía y Turismo no tiene como prioridad:

  • El desarrollo de un sistema eléctrico basado en el uso de recursos autóctonos.
  • El apoyo al crecimiento de la industria renovable española (que ha tardado veinte años en alcanzar una madurez envidiable internacionalmente).
  • La generación de empleo, sobre todo en zonas rurales.
  • La reducción de la factura internacional en recursos fósiles (gas y petróleo), de la que España es altamente dependiente.

Las consecuencias de la suspensión de los incentivos económicos para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de energías renovables serán la búsqueda de nuevos mercados para las tecnologías renovables españolas y la inversión económica en nuevos proyectos en otras latitudes. 

El Perú ha sentado las bases del fomento del empleo de tecnologías renovables en la generación eléctrica desde el 2008 a través del Decreto Ley 1002/2008.

En el Perú, las subastas de energía renovable han demostrado: 

  • El gran interés de empresas extranjeras en invertir en tecnología renovable.
  • El establecimiento de precios realmente competitivos, en un entorno de mercado eléctrico discutiblemente competitivo.
  • La necesidad de agilizar y simplificar el proceso de subasta de energías renovables.

En este sentido, los precios de la subasta han descubierto una situación paradójica y curiosa, las tecnologías renovables compiten en un mercado supuestamente competitivo con centrales hidroeléctricas, construidas con inversión estatal hace ya varias décadas, por lo que supone que están amortizadas. Una competencia desleal.

Compiten también con centrales de gas de ciclo simple, muy ineficientes, que funcionan con una energía primaria barata, contando, además, con las garantías y avales del Estado Peruano en la construcción del ducto de Camisea a Lima. Una competencia muy desleal.

Un mercado con esas características dista mucho de ser competitivo por lo que las condiciones de competitividad entre diferentes tecnologías son realmente más que discutibles.

Una elevada penetración de sistemas renovables de generación eléctrica tendría los siguientes efectos:

  • Dinamizaría el comportamiento del mercado eléctrico.
  • Obligaría a las instalaciones de gas a ser más eficientes, las centrales de gas tendrían que iniciar un proceso de reconversión para funcionar como sistemas de ciclo combinado y alcanzar eficiencias superiores al 50%. 
  • Priorizaría a los sistemas eléctricos de generación más eficientes. Es decir, las tecnologías con precios más competitivos podrían participar en el mercado eléctrico.   

El Perú debería aprovechar la coyuntura actual en los países europeos y concretamente en España para: 

  • Convertirse en un país refugio de las inversiones renovables.
  • Crear las condiciones para que se realice un transvase de tecnología y recursos humanos altamente cualificados. 
  • Estimular la creación de un tejido industrial asociado a las tecnologías renovables.

Algunas ideas para profundizar la introducción de energías renovables en el sector eléctrico:

  • Optimizar el proceso de subasta de energías renovables de tal forma que no quede energía a subastar desierta.
  • Incrementar el volumen de la energía renovable a subastar, aprovechando las singulares condiciones existentes en Europa.
  • La energía renovable a subastar por encima del 5% especificado en el DL 1002, deberá estar asociada a la creación de un tejido industrial de los componentes de tecnologías renovables. 
  • Elaborar un Decreto Ley de urgencia que promocione los proyectos de autoconsumo en el sector industrial, comercial y residencial basados en energías renovables.

¿Debería aprovechar el Perú la reducción de instalación de sistemas renovables en Europa para intensificar su promoción de energías renovables?



Esta entrada contiene un artículo de:
Alberto Ríos Villacorta
Doctor Ingeniero Industrial, Universidad Carlos III de Madrid. Ingeniero Eléctrico, especializado en Sistemas y Redes Eléctricas, Instituto Politécnico de Bielorrusia. Master en Energías Renovables, Universidad Europea de Madrid. 
Profesor Internacional del Diplomado Internacional en Gestión de la Energía de ESAN
Auspicios