La importancia de contar con gobiernos locales transparentes

user-pic

Hablar de la información no solo es mencionar como antecedente la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, sino también la Constitución Política, la cual consagra el tema. Sin embargo, pese a que toda información del Estado se "presume" pública, existen excepciones, de modo que cada entidad deberá designar al funcionario responsable de entregar dicha información, existiendo sanciones en caso de incumplimiento.

Existe además la obligación de las entidades de establecer progresivamente una serie de informaciones a ser publicadas incluso en el portal de transparencia (Internet). Las entidades deberán también designar al responsable de la elaboración de los portales de Internet. La pregunta sería, entonces, ¿están todas las municipalidades del país en condiciones de proporcionar una óptima información?  ¿Cuentan con funcionarios para ello?

Si bien existe un procedimiento establecido, lamentablemente, en muchos casos no se cumple. Pero, ¿qué hay del ciudadano? ¿Para qué pide la información? ¿Por qué la pide? ¿Para quién la pide? No solo habría que ver la transparencia de la información que proporciona las entidades del Estado, sino que las solicitudes sean para un hecho productivo y de manera objetiva, no, como en algunos casos, para mal utilizarla en perjuicio de la propia entidad que les proporciona la información.

¿Hasta qué punto es transparente publicar las declaraciones juradas de los funcionarios públicos en el diario Oficial El Peruano? ¿No basta con que tenga toda la información necesaria el órgano de control, es decir, la Contraloría General de la República, para efectuar su labor de fiscalización y control posterior? ¿Quién mide los riesgos de los funcionarios que publican sus bienes? ¿No es un peligro potencial para él y su familia?

Quienes administran los gobiernos locales deben ser conscientes de la labor que desempeñan, pero no hay que dejar de tener en cuenta las actitudes y valores de las personas (funcionarios y servidores públicos), ya que la transparencia no solo debe ser tomada desde la perspectiva legalista y normativa, sino de los actos propios de las personas a quienes se les encarga dicha administración.

Nunca hay que olvidar que el funcionario público debe tener presente permanentemente "la temporalidad de los cargos". Hoy están y mañana ya no, pero lo que sí estará es la responsabilidad por los actos que haya realizado como tal.

No solo hay que estar atentos a lo que la ley nos manda, sino ir un paso más allá, desde la mejor perspectiva. ¿Estamos dando la información real? ¿Es suficientemente clara la información que proporcionamos? ¿Para qué sirve la información que brindamos? Nunca, en ningún caso, hay que perder la objetividad, ya que debemos tener en cuenta que la transparencia y el acceso a la información no dejan de tener aspectos subjetivos que sirven para tergiversar y/o mal utilizar la información proporcionada en mérito a las normas preestablecidas.

sumilla_leonarte1.jpg Por ahora, lo importante es dar información fácil, útil, objetiva, para que su uso sea también útil, objetivo y constructivo, dejando de lado los apasionamientos y pensando en la comunidad, ya que son los vecinos quienes nos van a juzgar y prueba de ello son las ánforas, que es uno de los  parámetros de medición de la aceptación vecinal, con vecinos justos y conscientes de que sus representantes y administradores de sus tributos municipales son honestos, transparentes y no conformarse con un "qué importa lo que haga ..." y "siempre que haga".

¿Cómo evalúa usted la transparencia y el acceso a la información de los gobiernos locales?



Esta entrada contiene un artículo de:
Juan Carlos Leonarte
Mg. con mención en Control y Gestión Gubernamental. Abogado, Universidad San Martín de Porres. Actualmente se desempeña como asesor en gestión y control en gobiernos locales, catedrático del Centro de Altos Estudios Nacionales - CAEN, Colegio de Abogados de Lima. Asesor Externo del Estudio Muñiz, Ramírez, Pérez-Tamian & Olaya. Profesor del Programa de Gestión Municipal - CIVIS de ESAN.
Auspicios