¿Qué riesgos implica una mayor exigencia de capital a la banca?

user-pic

El pasado 13 de julio, la SBS publicó en su página web el Proyecto que modifica el Reglamento para el Requerimiento de Patrimonio Efectivo por Riesgo de Crédito. En esencia, estos cambios obligarán a las empresas del sistema financiero a elevar sus provisiones por la entrega de créditos de consumo de más largo plazo.

riesgos.jpg La autoridad supervisora anunció recientemente cambios a su Reglamento de Transparencia de Información y Contratación con Usuarios del Sistema Financiero, mediante el cual serán eliminados cuatro nuevos cobros por el uso de las tarjetas de crédito, como el cargo por mantenimiento.  Sin embargo, dentro de este paquete de modificaciones se ha presentado un proyecto para aumentar las exigencias de capital a los bancos.

En el caso de créditos de consumo no revolventes se incrementan los factores de ponderación y, por ende, el requerimiento de patrimonio efectivo por riesgo de crédito, cuando el plazo de vencimiento es superior al convencional, señala la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) en su sitio web.

Para el caso de créditos de consumo revolventes bajo la modalidad de convenios de descuento por planilla, agrega que se aumenta el factor de ponderación de 100% a 250%. Para las otras modalidades de crédito de consumo revolvente, el incremento del factor de ponderación dependerá del factor revolvente que utilice la empresa supervisada al determinar el pago mínimo.

Enrique Díaz, profesor de la Maestría en Finanzas de ESAN, afirmó al diario Gestión que la norma apunta a que las empresas del sistema financiero no entreguen préstamos de consumo mayores a los tres años. "Si el banco decide darlos por encima de ese plazo, deberá colocar más provisiones, cantidades más fuertes. Esto, con el tiempo, hará que los bancos se inhiban de dar créditos largos", explicó.

sumilla_capital_banca1.jpg No obstante, advirtió que si la banca decide mantener sus colocaciones tendrá que recuperar su esfuerzo de más capital a través de la elevación de las tasas de interés.

Consideró que otro riesgo es que las mayores exigencias no pueden ser aplicadas a todos los créditos de consumo y bancos por igual. "Cuando doy este tipo de medidas debe evaluarse cómo está el terreno de juego, mirar cada banco de acuerdo con su actividad. No se pueden dar medidas discriminatorias", refirió.

"La intención de la SBS no es mala, pero ahora debe manejar las reglas y ver cómo será la transición, porque si no das las medidas correctas se corre el riesgo de desestabilizar el sistema y generar un efecto nocivo en la tasa de interés", argumentó.

El proyecto recibirá comentarios y sugerencias del público interesado hasta el 15 de octubre de 2012. ¿Qué le diría usted a la SBS?



Esta entrada contiene un comentario de:
Enrique Díaz Ortega
PhD (c) en Economía, Cornell University, Ithaca, New York. MA en Economía, Cornell University, Ithaca, New York. Consultor internacional en Mercado de Valores y Sistemas Pensionales. Ha sido Gerente Central del Banco Central de Reserva del Perú.
Profesor de la Maestría en Finanzas de ESAN
Auspicios