Falta de gestión en los proyectos de inversión en el Estado

user-pic

Un ejemplo de la falta de profesionalización en el Estado se puede observar en la empresa estatal Petroperú, que tiene a su cargo la ejecución del Proyecto de modernización de la refinería de Talara en Piura, la que demandará una inversión de US$ 1,711 millones.

En Ecuador, Petroecuador ha puesto en marcha el programa de rehabilitación de su refinería Esmeraldas, la que en el 2015 producirá 230,000 barriles diarios de petróleo, mientras que la peruana producirá unos 98,000 barriles.

Esmeraldas viene trabajando con empresas de primer nivel que manejan dirección de proyectos. Nos preguntamos, ¿con qué compañías está trabajando Petroperú? ¿Qué inversionistas privados querrán ir como socios y poner su dinero? Las empresas dudarán y por eso es que se ha truncado el gasoducto del sur.

Cuando un Estado está profesionalizado y con capacidad de gestionar, los inversionistas están dispuestos a asociarse. ¿Quién no quiere trabajar con Codelco de Chile o con Ecopetrol de Colombia? Y ni que decir de las australianas o sudafricanas.

En una proyección de la ejecución presupuestal de los proyectos de inversión hacia finales de 2012 tenemos que el Gobierno Central tendría un avance de 49%, los gobiernos regionales un 63% y los gobiernos locales el 61%, siempre y cuando las condiciones socio-políticas-económicas no se compliquen internamente y que no exista mayor impacto por la crisis europea. A junio de 2012, la ejecución presupuestal de proyectos de inversión a todo nivel de gobierno era solo de 28.2%.

¿Qué pasa con la gestión en las regiones? Por poner el caso de Arequipa, donde se tendrá una demanda de proyectos, como la represa de Angostura, el proyecto hídrico Majes Siguas II y el Puente Chilina, se supone que debe hacerse un análisis de capacidad instalada, es decir, de cuántos profesionales necesitaré para la ejecución de dichas obras y preguntarse si cuento con ese capital humano. Si no lo tengo, debo entrenar o contratar a la gente que necesitaré.

Sin embargo, en el Estado existe falta de voluntad para hacer un trabajo de gestión. En las dependencias públicas y en los gobiernos regionales y locales solo existen conocimientos para la formulación de un proyecto de inversión, pero no se tiene la capacidad para su sustentación y canalización en el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), que no es el cuco, sino una serie de preguntas y mecanismos lógicos para saber si un proyecto es viable.

sumillas_nunez_gestionestado.jpg Por eso encontramos que el Ministerio del Interior no ha podido ejecutar más del 8% de su presupuesto, mientras que el Ministerio de Educación, que se supone es un sector clave, no ha ejecutado más del 14%.

En el gobierno de García se creó la Autoridad de Servicio Público (Servir) para la contratación de gerentes públicos que ayuden a la gestión del Estado. Fue una buena idea de voluntad que lamentablemente no se ha continuado. En España se hizo esto de manera drástica desde el momento que decidieron profesionalizar el Estado. Aquí la gente que ha entrado como gerente público no ha tenido patrocinio para hacer cambios y ha terminado yéndose.

¿Considera usted que Petroperú es atractivo para los inversionistas privados? ¿Qué otros factores hacen que la ejecución de la inversión pública en el Estado sea lenta?



Esta entrada contiene un artículo de:
Alfonso Núñez
Magíster en Administración UNMSM. Magíster en Liderazgo del Project Management Institute (Project Management Institute Leadership Master Class). Magíster en Gestión y Desarrollo ICTE, Certificación de Project Management Professional (PMP) por el Project Management Institute (PMI).
Auspicios