¿Qué se espera para las finanzas en el 2013?

user-pic

Una variable que interesa mucho a los peruanos es el dólar, pero está muy ligada a lo que suceda en el mundo. La moneda norteamericana, a nivel global, seguirá débil en el 2013, debido a las medidas de estímulo de Estados Unidos que continuarán inyectando dólares a su economía.

Mientras el país norteamericano no empiece a despegar, continuará esta política monetaria para generar crecimiento, lo cual se ejecuta a través de la inyección de liquidez (dólares) a la economía. Además, EE.UU. necesita que su dólar esté barato para promover sus exportaciones. Entonces, desde el punto de vista de la inversión no conviene ahorrar en dólares. Solo hay que mantener alguna posición en la divisa norteamericana si se tienen obligaciones en dicha moneda.

Por su parte, el mundo continuará volátil en el 2013. Eso hay que tenerlo en cuenta, sobre todo, para las personas que no tienen muchos excedentes. Si se tiene un poco más de dinero, es posible que la persona pueda resistir un poco más las situaciones de volatilidad. No obstante, creo que Estados Unidos, en algún momento no muy lejano, comenzará a dar señales claras de recuperación. Ante ello, hay que mirar con atención algunos sectores de la economía norteamericana, como consumo y banca, para comprobar si esto ocurre.

En tanto, algunos países que integran la Unión Europa han entrado a un túnel negro y van a estar ahí por varios años. La pregunta más difícil es qué pasará con la economía de China. La predicción es que tendrá un aterrizaje y crecerá menos, pero sin llegar a la recesión.

Dicho país tiene una población numerosa que puede mover su sector moderno. Además, el día que lo necesite, tiene los suficientes recursos para aumentar la inversión pública y, así, incentivar el crecimiento.

En resumidas cuentas, es un año muy incierto para el crecimiento global y, por eso, los inversionistas deben ser conservadores y realizar apuestas selectivas.

De regreso al ámbito local, muchas personas se preguntan si es momento para tomar deudas de largo plazo, como los créditos hipotecarios. En primer lugar, el consejo es el mismo para todos: endeudarse en la misma moneda que se generan mis ingresos. Hay gente que quiere especular porque el dólar está barato, pero en algún momento el precio puede rebotar y generar complicaciones de pago.

Por el lado de las tasas de interés, mientras estemos en un período de crecimiento podemos encontrar precios ventajosos, pero con el tiempo la situación económica podría cambiar. Hoy encontramos tasas de, incluso, 7% en créditos hipotecarios, pero de acuerdo con la coyuntura pueden transformarse en 9%, 10%, porque así reaccionan los mercados.

Cuando a los bancos les cueste más caro endeudarse, trasladarán ese costo a sus clientes. Quien toma deuda de largo plazo debe tomar en cuenta estas posibilidades.  Hoy es una buena oportunidad para endeudarse en soles, pero hay que considerar que las actuales tasas pueden cambiar en el tiempo.

¿Ya armó su plan financiero para el 2013? ¿Piensa invertir en algún instrumento?



Esta entrada contiene un artículo de:
Enrique Díaz Ortega
PhD (c) en Economía, Cornell University, Ithaca, New York. MA en Economía, Cornell University, Ithaca, New York. Consultor internacional en Mercado de Valores y Sistemas Pensionales. Ha sido Gerente Central del Banco Central de Reserva del Perú.
Profesor del MBA Tiempo Parcial de ESAN
Auspicios