Debo... luego existo

user-pic

En los últimos tiempos me he dedicado a tratar de que la gente se endeude con cautela, que sea consciente de que las decisiones que tome hoy afectarán su futuro, ya que al tomar montos importantes de préstamos se quedarán con menos posibilidades de hacer cosas nuevas. Sin embargo, hay que tener en cuenta también que una deuda "vigente" te hace miembro activo del sistema.

gonzales_deuda2.jpg Temo que he dado el mensaje equivocado, dando a entender que las deudas son malas per se, que sería mejor no tenerlas y esto no es así. Las deudas te hacen ser parte del sistema, aquel que te permite a lo largo de tu vida productiva generar ingresos y establecer un proceso de inversión continua, que te posibilita adquirir los bienes y servicios que te dan el nivel de vida que deseas.

Tener líneas de crédito hace que puedas programar tus adquisiciones de mediano plazo y organizar tu presupuesto a fin de que tus ingresos actuales establezcan la base que sustenta tu proyecto de vida. Pero eso sí, las deudas debes tenerlas activas, corrientes, vigentes, usa el término que más se acomode a tu diario quehacer.

El tema es que estés al día con ellas, no solo en el aspecto líquido que todos entendemos como el pago en fecha, sino en el aspecto solvente, que se refiere a la viabilidad de su cancelación en el plazo por el cual fue adquirido el bien.

La idea es que no solo debes evaluar si a fin de mes pagas todo lo que debes (aunque solo sea la cuota mínima, situación altamente peligrosa y cara), sino si en tu programa de pagos en el mediano plazo es viable que la deuda quede cancelada.

Deber es bueno si la estructura de esa deuda se sustenta en ingresos reales, si tienes control de tus egresos, si estableces tu plan de inversiones de mediano plazo, en fin, si haces un presupuesto.

Para ello la regla básica mínima para la selección de un tipo de deuda es el "calce", que significa asociar los tipos de inversión con el tipo de financiamiento. La idea es que si te compras una casa, te endeudes a 15 o 20 años; si te compras un auto, lo calces en 3 o 5 años; si te compras un caramelo, no te endeudes, págalo en efectivo.

sumillas_gonzales_finanzas_personales.jpg Sé que todos al endeudarnos normalmente tomamos en cuenta solo la tasa de interés, pero considero que lo más importante es el concepto del "calce" que permite establecer la viabilidad y sustento del pago oportuno de tu deuda.

No hay nada peor que estar atado a un calendario de pagos de algo que ya no tengas o no exista.

Adicionalmente, el tener una deuda "vigente" te hace miembro activo del sistema: tienes las puertas abiertas para adquirir bienes, accesos a diversos medios de pagos, apareces en diferentes bases de datos, en fin.... Existes.

Por eso, debo... luego existo.

¿Para usted cuáles son las ventajas de tener deudas con el sistema financiero? ¿Es posible vivir sin ellas?



Esta entrada contiene un artículo de:
Patricia Gonzáles
MBA, ESAN. Licenciada en Administración de Empresas, Universidad de Piura. Directora Administrativa de ESAN.
Profesora de la Maestría en Finanzas de ESAN
Auspicios