Cláusulas comunes a negociar en la compra - venta de empresas: un punto de vista desde los accionistas minoritarios - Parte II

user-pic

En el presente artículo continuaremos lo empezado en la primera entrega: definir algunas cláusulas importantes que deberían ser incluidas en la negociación por parte de aquellos que siendo accionistas únicos o mayoritarios, pasan a ser socios minoritarios1.

Es importante tener presente lo siguiente:

Ex ante, cuando un accionista mayoritario o absoluto de una empresa está negociando la venta de una participación mayoritaria, tiene cierto poder de negociación y el poder está más o menos equilibrado. Ex - post, una vez que firmó y vendió la parte mayoritaria, y se ha convertido en un accionista minoritario, su poder de negociación se reduce considerablemente.

Siempre tenga presente lo mencionado aquí. Lo único que le puede dar cierto poder de negociación o equilibrio son las cláusulas que negoció y la necesidad que pudieran tener los accionistas mayoritarios de sus "servicios gerenciales".

El reparto de dividendos

Como hemos mencionado, uno de los problemas de tener una participación minoritaria en una empresa que no cotiza en bolsa es la iliquidez de la misma. Esta participación no se puede vender en bolsa y es difícil que alguien quiera comprarla. Entonces, a la hora de vender una participación mayoritaria y quedarse como accionista minoritario, hay que pensar en asegurarse que las acciones que se poseen generen liquidez. Una posible solución es establecer una tasa de reparto de dividendos mínima cada año y/o un dividendo preferente. Recuerde que esos dividendos traídos al presente son parte del valor que usted recibirá de la venta de las acciones2.

Participación accionaria de los accionistas minoritarios

Otro problema que afronta el accionista minoritario es el asegurarse que no será diluido; es decir, si me pagan por el 80% de las acciones y conservo el 20% de las acciones, cómo me aseguro que con posteriores aportes de capital mi participación no será "multiplicada por cero"3. Aquí se suelen emplear las famosas acciones "doradas" o de "calidad", por las cuales, en el caso de aumentos de capital, el accionista minoritario siempre mantendrá su participación original para lo cual se establece que las partes se comprometen a celebrar los actos correspondientes para perfeccionar dicho compromiso.

sumillas_aguirre_clausulas_ii.jpgEn tal sentido, se suele por ejemplo establecer que, en caso de aumento de capital, el socio mayoritario se compromete a cancelar lo que le correspondería pagar al accionista minoritario a fin de mantener su participación, sin derecho a reembolso.

No obstante, se suelen establecer condiciones para que el accionista minoritario conserve este derecho como por ejemplo: i) permanecer en la sociedad con un cargo gerencial por un tiempo determinado, ii) desempeñar el cargo de la mejor manera posible, de manera proba, etc., iii) no participar como asesor, gerente, accionista, etc. de cualquier institución o empresa que compita directa o indirectamente con la empresa, etc.

Por todo lo explicado se puede entender a cabalidad la importancia de negociar adecuadamente los términos del pacto de accionistas, especialmente si usted se convertirá en un accionista minoritario. Sin embargo, no olvide que probablemente no conseguirá todas las cláusulas que le favorecen. Probablemente podrá conseguir algunas renunciando a otras. Las cláusulas finalmente determinarán de alguna manera a que valor vendió usted su empresa.

¿Por cuál de las cláusulas mencionadas optaría usted en el caso de una negociación de este tipo?

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

* El presente artículo es en parte fruto de mi experiencia como asesor en procesos de valorización y compra-venta de empresas. No pretende ser exhaustivo. Como en el caso para cuestiones tributarias, lo más recomendable para estos fines es la contratación de un abogado o estudio de abogados.

1 Aquí he notado que estos grupos económicos o inversionistas suelen contratar a un asesor - valorizador  local importante, pero envían a parte de su propio staff quienes suelen haber trabajado en bancos de inversión o empresas consultoras de primer nivel  y que por lo tanto, tienen mucha experiencia en este tipo de operaciones.

2 Es cierto que, si asumimos mercados perfectos, el reparto de dividendos reduce el valor de la empresa en el mismo monto en términos de valor actual. No obstante, los mercados no son perfectos, algunos preferirán liquidez antes que un valor que como accionista minoritario no sé cuándo lo recibiré, ni si lo recibiré.

3 Una de las razones para vender es justamente que el accionista comprador tiene un mayor respaldo financiero que el vendedor. Por lo tanto, si es necesario financiar un mayor crecimiento, éste podrá realizar mayores aportes de capital, mientras que para el accionista original, por más que tenga la preferencia en la compra de las nuevas acciones (derecho de suscripción preferente), le es muy difícil conseguir los fondos.



Esta entrada contiene un artículo de:
Carlos Aguirre
Profesor del área de Finanzas, Contabilidad y Economía. Maestría en Finanzas, ESAN. Economista. Programas de especialización en Finanzas, en Regulación Económica de las Telecomunicaciones y en Administración Bancaria.
Profesor de la Maestría en Finanzas de ESAN.
Auspicios