Agenda pendiente: implementación de los TLC

user-pic

El proceso de integración comercial con el mundo no solo es ineludible, sino que todo hace pensar que continuará con mayor o menor intensidad a nivel global. En este orden de ideas, las diferentes instituciones públicas y privadas, y en especial Mincetur, deben poner énfasis en la implementación y aprovechamiento de los TLC ya firmados.

moran_agenda_comercial.jpgSe puede afirmar que los grandes procesos de negociación de los Tratados de Libre Comercio (TLC) concluyeron. De hecho, la negociación más ardua, por ser la primera y la que facilitó el paso a futuras negociaciones, fue el tratado suscrito con Estados Unidos, cuya negociación e implementación fueron difíciles, dado que en dicho acuerdo el Perú se comprometió a ejecutar numerosas reformas en distintas instituciones vinculadas al comercio exterior peruano, con el fin de alcanzar los estándares internacionales requeridos en el mercado global. 

En este sentido, por ejemplo, se tuvo que modernizar y hacer más expeditos los procesos aduaneros, se reforzaron temas de inspecciones laborales, se creó el Ministerio del Ambiente, se dictaron normas de prevención de lavado de activos, entre otras medidas. De igual forma, el posterior acuerdo comercial con la Unión Europea impulsó al Perú a destinar grandes esfuerzos en modernizar procesos e instituciones vinculadas al comercio exterior. 

Con la negociación y firma de estos dos importantes acuerdos comerciales ya teníamos convenios firmes con dos de nuestros principales socios comerciales, de aquel momento. Luego vendrían diversos y numerosos acuerdos, como los firmados con EFTA, Canadá, China, Chile, Japón, México, entre otros. 

Hoy, el Perú tiene que seguir con su agenda de integración y apertura comercial, pues se debe continuar negociaciones con países o bloques comerciales que muy probablemente se conviertan en importantes socios comerciales, como la India o el Acuerdo de Asociación Transpacífico.

Pero la agenda pendiente en materia de acuerdos comerciales no solo incluye  negociar acuerdos, sino también implementarlos y reforzar instituciones, sin que esto en modo alguno implique el abandono de las plataformas de negociación.

Podemos afirmar que nos encontramos inmersos en una segunda generación de la agenda comercial peruana. El modelo de negociación de acuerdos comerciales por sí solo no basta en este nuevo escenario.

sumillas_moran_agenda_comercial.jpgExisten muchas aristas respecto a la implementación de tratados que tienen que trabajarse, desde los certificados de origen, pasando por los despachos de importación y exportación, hasta los permisos sanitarios y fitosanitarios, que son trabas para el acceso real de nuestros productos a mercados internacionales. 

De otro lado, también se debe trabajar arduamente en el aprovechamiento de los acuerdos firmados y de forma defensiva en minimizar cualquier riesgo aparejado a estos. 

La buena noticia es que es justamente esta es una excelente oportunidad para focalizar energías en estos temas, toda vez que el Mincetur se encuentra trabajando en este sentido, actualizando el Plan Estratégico Nacional Exportador (PENX) para los próximos años. Este es el momento de realizar un balance y lecciones aprendidas, a fin de mejorar el PENX que con tan buen resultado rigió la última década. 

Este nuevo PENX 2013-2023 deberá priorizar la implementación de los acuerdos comerciales firmados, fortalecimiento de instituciones vinculadas al comercio exterior y la promoción de los productos e inversiones peruanas en el exterior.

¿Cuáles son los obstáculos que puede identificar para exportar a los países con los que tenemos TLC?



Esta entrada contiene un artículo de:
María Rosa Morán
MBA, ESAN y ESADE. Master in European Human Resources Management, Ecole de Management de Lyon, Francia. Abogada, PUCP. Actualmente es consultora para instituciones y organismos internacionales europeos en temas de comercio exterior, negociaciones e integración comercial.
Profesora del MBA Tiempo Parcial de ESAN
Auspicios