Reducción de stocks en tiempos de crisis

user-pic

En los momentos de crisis, las empresas suelen ver la reducción de sus stocks como una de las herramientas para disminuir costos y mejorar los resultados de la empresa. Pero para definir las causas que nos generan stock, es necesario empezar a tomar medidas que ataquen la causa raíz del problema.

iglesias_reduccion_stock.jpgNo seré yo quien diga que eso no es una buena línea de trabajo. Lo que sí tengo claro es que si nuestras acciones quedan solo en la eliminación puntual de los obsoletos o de los stocks de productos con baja rotación no estaremos llegando a la causas generadoras del stock, con lo cual lo más seguro es que en el momento que las ventas crezcan y no mantengamos esa presión sobre el inventario, los problemas de stock vuelvan a surgir.

Para poder llegar a definir esa causa raíz por producto o categoría de productos, en primer lugar debemos estructurar cuáles son los posibles motivos que generan los excesos de stock en la empresa. Así, los más habituales que se pueden encontrar son:

  • Falta de previsión de ventas adecuada.
  • Plazos de producción o aprovisionamiento elevados.
  • Elevado tamaño de las gamas de productos que trabajan la empresa.
  • Información de demanda no  se tiene en el momento adecuado ni en el punto adecuado.
  • Tiempos largos para deshacerse de los obsoletos (a la dirección/ventas les cuesta admitir que un producto no va a venderse y mientras haya espacio).

Una vez definidas las causas que nos generan stock, es necesario empezar a tomar medidas que ataquen la causa raíz del problema:

sumillas_iglesias_reduccion_stock.jpg

  • Implantar un procedimiento de elaboración de previsiones de venta en el que estén implicadas todas las áreas de la empresa que se ven afectadas por la misma, con un único responsable en toda la empresa.
  • Reducir plazo de entrega, producción, etc, por establecer un proceso de colaboración entre todos los actores de la cadena de suministro tanto a nivel interno primero como externo a continuación. Para ello es necesario el trabajo en equipos multidisciplinares y realizar un análisis detallado de todos los procesos para ver dónde se cometen los errores.
  • Buscar fórmulas de integración/colaboración con proveedores y clientes para compartir la información y el stock de seguridad.
  • Reducir el número de referencias.
  • Establecer políticas de eliminación de obsolescencia, reduciendo estos tiempos al máximo y abriendo nuevos canales para tratar de eliminarla eficientemente. Un buen estudio de los costes de posesión de stock puede ayudar a indecisos a tomar decisiones.
  • Definir sistemas de control y de mejora continua en el parámetro del inventario.

Lo que sí me queda claro es que a muchas empresas les queda un camino más o menos importante que andar en la reducción de stocks, de la cual no nos debemos acordar solo en los tiempos de crisis.

¿Qué medidas inmediatas tomaría usted en su empresa para afrontar épocas de crisis?



Esta entrada contiene un artículo de:
Antonio Iglesias
Especialista en logística y cadena de suministro. Jefe de Proyecto en Logispyme. Profesor y Tutor Master LODC en ESIC Business & Marketing School. Curso Superior de Logística Comercial Centro de Estudios Comerciales, Universidad de Alcalá, IDE CESEM. Profesor de la Maestría en Supply Chain Management de ESAN
Auspicios