Imaginando el futuro y detectando tendencias: lo que se viene

user-pic

Adoptar una visión de consumidor en vez de una de producto, es resultado de la evolución de nuestros mercados y de la apertura de nuestras mentes. Sin embargo, no basta únicamente con entender la naturaleza humana, social o cultural para alimentar nuestra comprensión de las marcas; hace falta mirar el futuro y detectar las tendencias emergentes que impactarán el negocio.

2-(1).pngComo hemos explicado en artículos anteriores, ConsumerInsights es una nueva filosofía organizacional centrada en el consumidor (organizaciones consumo-céntricas) y también una nueva tendencia en la investigación del consumidor que alimenta estrategias de branding, innovación y comunicación basadas en insights.

El enfoque de Insights se ha venido ampliando y reforzando con aportes de la semiótica, etnografía, análisis cultural, neurociencias, análisis de tendencias y otros que se han añadido a la psicología y antropología para develar aún más las claves del consumo e inspirar los procesos de innovación, que consisten en "mirar diferente" y agregar valor producto de esta mirada. 

Desde una perspectiva insighter, la innovación debería conducir al replanteamiento de los modelos de negocio, y por tanto a la capacidad de reinventar nuestros procesos, productos y métodos organizacionales. La única forma de hacerlo es anticipando el futuro y dejando atrás los convencionalismos del presente o pasado. Ya lo dijo Peter Drucker: "la mejor forma de predecir el futuro es creándolo" 

Y es que no podemos dejar pasar los tremendos cambios sociales y culturales que nos afectan e imprimen un cambio en nuestra sociedad y cultura empresarial. Las investigadoras Gordon y Valentine en el 2000 identificaron algunas de las diferencias de actitudes y conductas entre el siglo pasado y el presente poniendo énfasis en la imaginación, creatividad e intuición; así como la tolerancia a la ambigüedad como los grandes paradigmas del siglo XXI. 

Dichos datos se presentan en el gráfico adjunto.

grafico_quinones.bmp

Son muchos los ejemplos y solo por citar uno, podemos decir que la realización profesional de la mujer fuera de casa es uno de los cambios más importantes que se ha dado en los últimos tiempos. Ello, como podremos imaginar, ha traído consigo numerosos efectos que impactan, de una u otra manera, en los hábitos de consumo.

sumillas - quinones.jpg

Entre dichos efectos podemos citar la postergación del matrimonio, el incremento de la edad promedio para casarse, la mayor cantidad de divorcios y separaciones, la extensión de la expectativa de vida, la naturalización de la paternidad única, la adolescencia y juventud como aspiración, el individualismo y la importancia de la realización personal, etc. (Trendcity, 2009). 

Como podemos apreciar, las tendencias clave de nuestro nuevo siglo impactan nuestros negocios y nuestra forma de entender el consumo. Son cambios que han trastocado los hábitos, creencias y valores de nuestra sociedad, y por ello el impacto en los patrones de consumo ha sido (y será) directo e irreversible. Ante ello, hay que estar preparados.

¿Qué otros cambios importantes que podrían alterar nuestros patrones de consumo identifica usted en la actualidad?



Esta entrada contiene un artículo de:
Cristina Quiñones
MBA. Director Gerente de Consumer Insights EIRL, consultora especializada en insights del consumidor para la innovación de marketing. www.consumer-insights.com.pe. Profesora de la Maestría en Marketing de ESAN
Auspicios