El reto de la formalización laboral

user-pic

De los 15 millones de trabajadores que forman parte de la PEA ocupada, 11 millones pertenecen a la Mype, donde solo el 3% está formalizado. Por ello, los esfuerzos del Estado deben centrarse en dicho segmento y en adecuar las normas laborales.

formalizacion_laboral.jpgEn la década pasada hubo una reforma laboral progresiva y constante con una serie de cambios que continúan hasta hoy. La última modificación ha sido el reglamento de Ley General de la Persona con Discapacidad, el cual establece cuotas de empleo de 3% en el sector privado y 5% en el Estado. Vemos, entonces, que se está avanzando a nivel legislativo, donde existe un fomento de los derechos laborales con base en los estándares internacionales. 

Sin embargo, el gran problema del mercado laboral peruano es la informalidad, a pesar de los avances en el crecimiento económico, con tasas de 5% a 6% anual. Estudios señalan que por cada 1% del crecimiento de PBI, el empleo crece 0.8%, y eso es lo que hemos venido observando en el país, con un mayor dinamismo del mercado laboral. Lastimosamente  todavía no hay mayor movimiento en la formalización laboral, es decir, que más peruanos estén en planilla. Así, vemos que el empleo ha crecido solo 2% a 3%, según últimos datos del INEI, pero en el sector Mype ha caído 2%, lo cual es una señal de alerta. 

Que haya una mayor formalización laboral depende de varios factores. Por un lado, el Estado debe dar un clima favorable a la inversión, otorgando y respetando los derechos laborales (queda pendiente el problema de los CAS). Mientras tanto, los privados deben tratar de promover el trabajo decente, como lo señala la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El reto de la formalización de la planilla se concentra en el sector Mype: de los 15 millones de personas que pertenecen a la PEA ocupada, tenemos 11 millones que trabajan en la microempresa, y en ese segmento solo el 3% está en planilla. Es aquí donde se tiene que evaluar el marco jurídico, incluida la conveniencia de la actual Ley Mype.  

Creo que el emprendedor peruano, que es el empresario de la Mype, es el gran generador de empleo. Si bien en las medianas y grandes empresas se concentra el 70% del empleo formal, si vemos todo el mercado laboral, la mayor parte de los 15 millones de trabajadores están en la Mype. Ahí es donde se necesita mejorar las reglas de juego, desde el punto de vista laboral, para que sean prácticas y eficaces en la generación de riqueza para el empresario y el trabajador. 

En este punto, es pertinente recordar que la actual Ley MYPE tiene derechos laborales recortados, toda vez que este tipo de empresas son de subsistencia. Un salario mínimo vital de S/. 750 lo puede manejar la mediana empresa, pero debemos apuntar a tener un escenario para un sueldo mínimo diferenciado por capacidad de empresa y por región, es decir, amoldar la legislación laboral a cada zona del país y a cada tipo de empresa en cuanto a costos. 

formalizacion_laboral1_sumillas.jpgFinalmente, hay que tomar en cuenta que las leyes no generan empleo, lo hace la economía, pero las leyes deben acompañar la generación de empleo. Así, las normas laborales deben revisarse y adecuarse a las micro y pequeñas empresas del país. Nuestras leyes ya tienen estándares internacionales, tenemos vacaciones de 30 días, cuando el promedio en América Latina es de 15 días, tenemos la CTS y otros derechos consagrados que incluso por encima del nivel latinoamericano. 

La pregunta es: ¿se cumplen? Lo cierto es que hemos venido legislando solo para la cuarta parte del mercado laboral, que ya es formal, pero cómo hacemos para acompañar el crecimiento del resto de trabajadores. Ese es el reto del Estado. En Perú podemos llegar a tener a ocho ó diez trabajadores activos en el sistema previsional por cada jubilado.

¿Qué medidas podrían fomentar la formalización del mercado laboral?



Esta entrada contiene un artículo de:
Ricardo Herrera
Abogado, Pontificia Universidad Católica del Perú. Magister en Derecho Constitucional (Pontificia Universidad Católica del Perú). Actualmente Socio Principal del Estudio Muñiz, Ramírez, Pérez-Taiman y Olaya Abogados.
Profesor de la Maestría en Finanzas de ESAN.
Auspicios